Cusco
Cusco
Redacción EC

El Insituto Geofísico del Perú (IGP) informó que los deslizamientos de masas de tierra que han caído en la localidad de Lutto, provincia de Chumbivilcas, (Cusco) son consecuencia de las lluvias y del efecto de la gravedad que moviliza grandes volúmenes de tierra por la saturación de agua que se encuentra en el subsuelo.

“El evento está alejado del sistema de fallas, por ende, nos estamos refiriendo a un proceso geodinámico, que es muy común en las zonas andinas afectadas por las intensas lluvias”, precisó Hernando Tavera, presidente ejecutivo del IGP .

El especialista precisó que de tratarse de la reactivación de una falla geológica, tendría que haber ocurrido un sismo de magnitud elevada, y este no es el caso, ya que no se ha reportado ningún sismo.

El jefe del IGP explicó que debido al transcurso del tiempo en zonas de ladera, los suelos se debilitan por la acumulación de agua, lo cual generará a futuro desplazamientos de grandes volúmenes de tierra por efectos de gravedad, es decir, la tierra se desplazará a menor altura.

"Al observar las imágenes vemos socavones que muestran claramente este desplazamiento de suelos. Si esto hubiera sido por fallas (geológicas), lo primero que tendríamos como información es la ocurrencia de un evento sísmico muy importante y eso no ha ocurrido”, reiteró sobre lo ocurrido en Cusco.

TAGS RELACIONADOS