En los primeros nueve días del año, cinco asesinatos de mujeres generaron alarma tanto a las autoridades como a la sociedad. A un día de acabar enero, el Perú registra al menos 11 feminicidios, según el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP).

El número de estos casos registrados hasta el 25 de enero supera a los 10 ocurridos durante el primer mes del 2018. Los asesinatos ocurrieron en Tacna, Huancayo, Puno (2), Ayacucho, Callao, Piura, Huaral, Arequipa, Amazonas y Chosica.

► 
► 

Respecto a los casos de Luzmila Quisuruco Pariona (18) en el Callao y María Nely Sánchez Díaz (24) en Amazonas aún no son tipificados por el Ministerio Público como feminicidios, detalló Nancy Tolentino, directora ejecutiva del Programa Nacional Contra la Violencia Familiar y Sexual del Ministerio de la Mujer.

La funcionaria precisó que el apoyo es permanente para los deudos de las víctimas de feminicidio a través de los 346 Centros de Emergencia Mujer (CEM) durante el proceso legal contra el agresor. Recordó que estos puestos brindan atención las 24 horas, todos los días del año, en las distintas comisarías de todo el país.

Tolentino Gamarra demandó que es necesario una justicia que dicte sanciones ejemplares para los autores de feminicidios. “Vamos a tener en poco tiempo el sistema de justicia especializado. Una figura nueva para que todos los operadores de atención de violencia sean expertos y puedan actuar todos con unidad de criterios y puedan determinar rápidamente una sanción ejemplar”, señaló.

En otro momento, refirió que aún se trabaja en el cambio de cultura y que la sociedad también debe involucrarse. “Hoy estamos marcando la pauta que es buscar el cambio sociocultural. El cambio arraigado que está en la cabeza de algunos peruanos  y peruanas, de la supremacía del hombre. Ese poder y dominio sobre la mujer. Eso debe ser cambiado para que cese la violencia […] La igualdad no solo se aprende en la escuela sino también en la casa”, explicó.

MIMP y Defensoría consideran importante la creación de un sistema especializado que brinde una justicia efectiva, oportuna y célere. (Foto: GEC)
MIMP y Defensoría consideran importante la creación de un sistema especializado que brinde una justicia efectiva, oportuna y célere. (Foto: GEC)

Datos 

* En junio del año pasado tras la muerte de Eyvi Ágreda, el Poder Ejecutivo creó la Comisión de Emergencia encargada de proponer las acciones para la protección, prevención y atención de casos de violencia contra la mujer. Para ello se asignó un presupuesto de S/59 millones.
* Policías ahora están ahora obligados a reportar de oficio ante las comisarías todos los casos de violencia familiar o de género que detecten en espacios públicos o privados. Esto, aun cuando las propias víctimas se nieguen a denunciar o a colaborar con información, ya sea por temor a represalias, dependencia hacia su agresor, desconocimiento del delito o cualquier otro motivo.

-“Sin sanciones oportunas el problema va continuar”-
Por su parte, la Defensoría del Pueblo que realiza un monitoreo a tiempo real detalló que son 13 feminicidios y 19 tentativas los reportados hasta el 24 de enero. A esto agregó que 18 menores quedaron huérfanos tras la muerte de sus madres. También dio cuenta del asesinato de un menor que fue encontrado junto al cuerpo de su progenitora en Arequipa.

Eliana Revollar, adjunta para los Derechos Humanos en la Defensoría del Pueblo, destacó que el Ejecutivo por primera vez destine un presupuesto para enfrentar el problema de la violencia contra la mujer. Coincidió con el MIMP en la creación de un sistema especializado que brinde una justicia efectiva, oportuna y célere para que las instituciones puedan enfocarse en temas de prevención.

“Es muy duro lo que voy a decir, pero mientras no haya un sistema especializado de justicia que logre sanciones oportunas, el tema va a continuar […] La Defensoría ha recomendado uno para estos temas. Esa es la apuesta, pero este sistema no puede caer en la burocracia que tiene el sistema formal para todos los casos. Esta justicia tiene que funcionar y en plan de acción conjunto”, acotó.

Asimismo, la funcionaria consideró importante la aplicación del enfoque de género tanto en la administración de justicia como en la sociedad a fin de atacar las causas del problema de violencia contra la mujer y evitar feminicidios.

“El Estado no va a resolver este tema. Tiene que ser un tema de la sociedad donde haya un compromiso de los medios de comunicación, de los sectores empresariales, productivos, sindicales, donde la violencia sea un tema de agenda porque puedes crear 600 Centro de Emergencia Mujer (CEM) más, pero eso no va a garantizar de que vivamos en un espacio libre de violencia. Eso pasa por el cambio de las formas de pensamiento que tenemos y ahí hay un compromiso de la sociedad peruana”, finalizó Revollar Añaños.