(Foto referencial: Shutterstock)
(Foto referencial: Shutterstock)
Redacción EC

Evidencia de un que caminaba a cuatro patas cuando era joven y luego cambió a caminar sobre dos patas a medida que crecía hasta la edad adulta ha sido encontrada en . Se trata de un hallazgo único, porque, aparte de los humanos, no se conoce ninguna otra especie que camine a cuatro patas durante las primeras etapas de desarrollo y la transición a bípedo después de crecer hasta la edad adulta.

En un , el grupo de paleontólogos argentino y británico describe su estudio del Mussaurus patagonicus ("lagartija patagónica"), una de las primeras especies de saurópodos que vivían en lo que hoy es Argentina. El trabajo relata que el espécimen, al igual que otros saurópodos, tenía un cuello y una cola largos, además, su peso era cercano a una tonelada.

Para aprender más sobre el desarrollo de M. patagonicus, los investigadores obtuvieron y estudiaron muestras de fósiles de huesos de tres períodos durante la vida del dinosaurio: justo después de nacer, al año, y como adultos. Luego utilizaron simulaciones por computadora para completar el resto de la anatomía del dinosaurio. A continuación, calcularon el centro de gravedad para el dinosaurio en cada etapa de su vida. Para que una criatura camine erguida, su centro de gravedad debe estar sobre sus patas traseras, en lugar de más arriba en su espina, como es el caso de animales como gatos y perros.

Los investigadores encontraron que durante sus primeras etapas, el centro de gravedad del dinosaurio estaba más arriba en la columna vertebral, lo que sugiere que caminaba a cuatro patas. También encontraron que el centro de gravedad no se movió hasta que el dinosaurio alcanzó la edad adulta, lo que sugiere que caminó a cuatro patas durante la mayor parte de su vida joven.

Síguenos en Twitter...

Emol, GDA