(Foto: Difusión)
(Foto: Difusión)
Redacción EC

tiene cerca de tres décadas de carrera artística y hoy en día sigue manteniéndose como una figura más que vigente en el mundo del espectáculo. No obstante, esa exitosa trayectoria tiene un punto de partida fundamental: "".

La popular comedia llegó a la televisión estadounidense bajo el nombre de "The Fresh Prince" el 10 de septiembre de 1990 y gozó de gran éxito. Dicha situación se repitió cuando el show llegó a Latinoamérica.

Antes de "El príncipe del rap", Will Smith se dedicaba a la música junto a Jeffrey Townes, quien hasta ahora es conocido como DJ Jazzy Jeff. Ambos se conocieron como adolescentes en Filadelfia y llegaron a lanzar un exitoso disco llamado "Rock the House" (1987).

DJ Jazzy Jeff & The Fresh Prince –nombre artístico del dúo– ganó un Grammy a la "mejor interpretación de rap" por el sencillo "Parents Just Don't Understand"; sin embargo, Will Smith terminaría metiéndose en problemas cuando parecía que su carrera se encontraba en ascenso.

A fines de los años 80, el veinteañero actor había derrochado buena parte del dinero que había ganado con su música y dejó de pagar impuestos, lo que le dejó una gran deuda con el fisco. Esto llevó a que el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos embargara una parte importante de sus bienes.

Para 1990, Will Smith estaba endeudado y al borde de la bancarrota, pero vio un rayo de luz cuando la cadena NBC le ofreció protagonizar una de sus próximas comedias televisivas. Ese fue el inicio de "El príncipe del rap".

El programa se emitió hasta 1996, llegando a tener seis temporadas y numerosas retransmisiones, incluso hasta el día de hoy. Como dato curioso se puede mencionar que DJ Jazzy Jeff también fue parte del show, en el que interpretó a Jazz, personaje recurrente y amigo del protagonista.

La canción de introducción del programa, "Yo Home to Bel Air", fue interpretada por el mismo Smith y compuesta por el legendario Quincy Jones. Con el tiempo, el tema ha pasado convertirse en un nostálgico recuerdo de los años 90.

La producción introduciría a una serie de personajes entrañables como la tía Vivian, el tío Phil y Carlton, pero siempre fue evidente que la estrella fue Smith.

La serie tenía ciertos paralelismos directos con la vida de su actor principal. El personaje también era llamado Will dentro del programa, su personaje también era oriundo de Filadelfia y el título de la serie mostraba su nombre artístico. Eso sí, ambos se diferenciaban en que el actor se llama Willard, mientras que su contraparte ficticia era William.

A lo anterior se añade que más allá de su carácter eminentemente ligero y familiar, "El príncipe del rap" se dio tiempo para abordar temas complejos como el maltrato que reciben los afroamericanos por parte de la policía estadounidense.

Muchos recuerdan el episodio en el que Will y Carlton son arrestados por conducir el auto que un socio del tío Phil les había prestado.

- Punto de partida -
Pese a que Will Smith no ha descartado su carrera musical, es gracias a "El príncipe del rap" que su trayectoria como actor despegó y es por esa faceta que muchos jóvenes lo reconocen hoy en día. En los tiempos recientes, el actor ha sido considerado como uno de los artistas más rentables del rubro cinematográfico a nivel global.

Gracias a la notoriedad obtenida con la comedia televisiva, más adelante llegarían exitosas cintas de Hollywood como "Día de la independencia" (1996) o "Men in Black" (1997), en las que el actor haría gala de su carisma.

No obstante, 'el príncipe de Bel-Air también demostró en cintas como "Ali" (2001) y la conmovedora "En busca de la felicidad" (2006), que podía ser solvente en roles de corte dramático. Por estos dos trabajos, Smith sería nominado al Oscar a mejor actor.