Angela Abar (Regina King) descubre un secreto familiar en "Watchmen" 1x02. Foto: HBO.
Angela Abar (Regina King) descubre un secreto familiar en "Watchmen" 1x02. Foto: HBO.
Alfonso Rivadeneyra García

Lo mejor de “”, o quizá lo peor, es que no tiene intenciones de hacerle el trabajo fácil a su audiencia. En un nivel básico es la historia de cómo vigilantes enmascarados han marcado esta sociedad ficticia con su aparición a inicios del siglo XX. No obstante, en otro nivel es una secuela de la novela gráfica; que transformó el miedo a la guerra atómica en una metáfora donde la historia está condenada a repetirse.

, “Watchmen” puso las semillas del por qué el pueblo de Tulsa es especial: ; crimen real que por muchos años fue ignorado. La serie toma este hecho y lo desarrolla con un giro: las víctimas y sus descendientes fueron indemnizados.

EL HOMBRE DEL SACO ROJO

En “Watchmen” 1x02, “Martial feats of Comanche Horsemanship”, Angela Abar (Regina King) detiene a Will (Louis Gossett Jr.), un anciano que asegura haber matado al jefe de Policía y que tiene una manera obtusa de hablar, como si no quisiera hacer spoilers. Angela comprende que no podrá sacarle información de manera directa, así que lo investiga por otros medios.

Nota: Mientras el primer episodio hace referencia directa a la letra de una de las canciones del musical “Oklahoma”, este episodio toma inspiración en una ; que aparece en la recta final. Es el cuadro de jinetes apache, cuyas habilidades impresionarían incluso a un dothraki.

A riesgo de sobreanalizar el episodio, la muerte del jefe Judd puede interpretarse como uno de los caballos; mientras que Angela y sus pesquizas son, en realidad, el jinete. Como en la historieta; donde la muerte del Comediante no solo sirve para mostrar el pasado de los héroes, sino que es una puerta a la psique del vigilante; sea Rorschach o cualquier otro.

Will (Louis Gossett Jr.) sabe más de lo que quiere contar. Foto: HBO.
Will (Louis Gossett Jr.) sabe más de lo que quiere contar. Foto: HBO.

Angela investiga paralelamente a la Policía, tal vez por no confiar en ellos. Lo que encuentra al final del capítulo da fuerza a esta teoría: Judd tenía una capucha del Ku Klux Klan en el armario, por lo que las autoridades tendrían razones para deshacerse de alguien que los vincula al enemigo.

Will, quien fue arrestado con un llamativo saco rojo, es uno de los pocos sobrevivientes de la masacre de Tulsa. Sus palabras no se condicen con la realidad, pues se moviliza en silla de ruedas. Imaginarlo como el verdugo del un policía no tiene sentido.

Cada semana esta serie tiene más preguntas que respuestas y, de momento, no tiene un rumbo claro. Pero vaya preguntas que plantea.


DESTRUCTOR DE MUNDOS

Perder la guerra puede ser el fin de un mundo. Años antes de la masacre de Tulsa, durante la Primera Guerra Mundial, Alemania repartió panfletos dirigidos a los regimientos conformados por soldados afroamericanos; confrontándolos con la idea de que en su propia tierra son discriminados.

, tal propaganda no incluye necesariamente la verdad, pero sirve de vínculo con la masacre de Tulsa; pues O.B. Mann, señalado como el hombre que dio el primer disparo un día antes de la tragedia, habría llegado de su participación en la guerra de Europa con “ideas exageradas sobre la equidad”. No es casual que Will, de niño, encontrara el panfleto entre las pertenencias de su padre.

En “Watchmen” el mundo terminó en cierta forma con la aparición del Dr. Manhattan, alias del físico Jon Osterman, quien se convirtió por accidente en el ser más poderoso. Su historia es narrada a detalle en el cómic, mientras que aquí es solo un vehículo para conocer más a Adrian Veidt, interpretado por Jeremy Irons.

La serie no menciona verbalmente a quién interpreta Irons, pero las señales son claras: ermitaño, con poses de caballero y una agenda secreta. Él ordena a sus dos sirvientes llevar a cabo una representación teatral de la tragedia de Osterman, la cual termina con la muerte de uno de los actores. Otra sorpresa: sus sirvientes son todos clones, reemplazables como piezas de un reloj.

Vamos a tener que esperar más para saber qué trama Adrian Veidt (Jeremy Irons). Foto: HBO.
Vamos a tener que esperar más para saber qué trama Adrian Veidt (Jeremy Irons). Foto: HBO.

LAZOS DE FAMILIA

Angela y Judd compartían más que el trabajo. Ambos fueron sobrevivientes de la Blanca Navidad, masacre a policías de Tulsa por parte de la Séptima Caballería. Ella no llora, no muestra debilidad o bondad a los extraños a menos que se trate de algo deliberado para lograr sus objetivos.

Esto la llevó a descubrir que Will es su abuelo, pero aún así no entiende cuáles son los objetivos del anciano. Se queda con la pregunta, pues cuando estaba por llevarse al hombre a la comisaría, un… ¿ovni? lo rescata.

Cada semana esta serie tiene más preguntas que respuestas y, de momento, no tiene un rumbo claro. Pero vaya preguntas que plantea. Puede que Will tenga razón en no soltar toda la información de inmediato. Porque en eso “Watchmen” de HBO es como el cómic: promete desarrollos inquietantes, aunque no es claro si cumplirá las expectativas. De momento, las dudas son lo suficientemente atractivas como para volver.

PARTICIPA

¿Qué te pareció el nuevo episodio de "Watchmen"? Comparte tus opiniones en la sección de comentarios.

DATO

“Watchmen” estrena nuevos episodios todos los domingos por HBO y HBO GO.

TAGS RELACIONADOS