Redacción EC

¿Te imaginas recibir una hermosa pieza de joyería, lucirla en toda ocasión y luego enterarte que fue hecha a partir de moléculas del esmog de la ciudad? Aunque parezca increíble, un artista ha logrado crear estas gemas utilizando la más alta tecnología.

El diseñador holandés Daan Roosegaarde y su equipo iniciaron hace algunos meses el proyecto "Smog", una propuesta de desarrollo sostenible para capturar la contaminación de Beijing, China, y luego reciclarla en aire limpio para sus habitantes.

Como muestra del resultado, el equipo creará una serie de anillos como recuerdo tangible del uso de las partículas de esmog recogidas, las cuales serán comprimidas para crear joyas de alta gama en algunos talleres locales del país asiático.

"Mi objetivo es crear diseños sociales que exploran las relaciones entre las personas , la tecnología y el espacio. Este proyecto se erige como un trampolín para otras iniciativas, como la creación de productos de joyería", explica Roosegaarde.