Cristiano Ronaldo: un goleador religioso que nunca pierde la fe
Cristiano Ronaldo: un goleador religioso que nunca pierde la fe
Aldo Cadillo

se viste de blanco y pisa el santo césped del Santiago Bernabéu. Anota y reza. Celebra y lo idolatran. Gana un título y lo veneran. El más religioso de los jugadores sale del campo y ora. Como lo hace desde que era niño. Frente a la imagen de la Virgen de Fátima.

Su madre reveló su religiosidad y prolongó el culto. Antes de la Eurocopa 2016, acudió a cumplir su promesa ante la Virgen de Fátima. "He venido a Fátima para cumplir mi promesa. Buena suerte para el equipo nacional portugués," dijo Dolores Aveiro al lado de una versión mucho más joven de Cristiano Ronaldo. La abuela y el nieto rezaban por el más religioso de los futbolistas.

Pero Cristiano conoció la gracia de Dios desde pequeño. Entregado a él cuando aún soñaba en convertirse en el mejor del mundo, pudo superar un problema cardiaco a los 15 años. “Su corazón latía demasiado rápido cuando estaba en reposo”, declaró su madre Dolores Aveiro. “Temíamos que tuviese que dejar el fútbol”, confesó. La prematura retirada del ganador del Balón de Oro 2016 estuvo cerca. 

Cristiano, el religioso, no toma ni fuma. Su padre, pescador, murió víctima del alcoholismo. Su hermano, tenía graves problemas con las drogas. Estas razones fueron suficientes para que Ronaldo conozca el peligro de las adicciones. “Él vio lo que la bebida y las drogas le hacen a la gente que tiene cerca. Eso explica por qué no tiene vicios. No fuma, no bebe. Su única adicción es el fútbol”, volvió a confesar su mamá.

Cristiano Ronaldo es religioso y alrededor suyo estuvieron los rezos de toda una nación durante la Eurocopa. El astro portugués, que a los 12 años ya era un maestro del ping pong según su biografía, ejercía la misma estricta dedicación para cada deporte.

El fútbol lo atrapó. Condenado a estar bajo la sombra de Ronaldo, el 'fenómeno' brasileño, Cristiano le tuvo que prender velas a su talento y rezarle a la dedicación. Con la camiseta verde o granate de Portugal apareció cual santo. Se hizo presente en los momentos decisivos y condujo a su selección a la final del torneo europeo.

"Yo creo, mis compañeros creen y Portugal cree", dijo durante la Eurocopa 2016. Una muralla religiosa se levanta alrededor del ganador del Balón de Oro 2016. Pero sobretodo tú, Cristiano Ronaldo, eres el que más cree en ti.

LEE TAMBIÉN...

TAGS RELACIONADOS