Apaza en los almacenes del prestigioso Museo Británico de Londres.
Apaza en los almacenes del prestigioso Museo Británico de Londres.
José-Carlos Mariátegui

Por más de una década el panorama artístico y audiovisual en Arequipa ha consolidado una escena dinámica —que escapa de la mirada centralista y a veces ciega de Lima—.

Festivales como Asim’tria, con 14 ediciones y organizado en Cusco, Arequipa, Ayacucho y Lima; y Corriente: Encuentro Latinoamericano de Cine de No Ficción, con seis ediciones, son ejemplos de continuidad poco frecuentes en el Perú. Los concursos desarrollados por la Dirección del Audiovisual, la Fonografía y los Nuevos Medios (DAFO) del Ministerio de Cultura son eslabones esenciales para dar un soporte articulado en las áreas de creación, producción, formación y difusión. Asimismo, en las artes visuales, el Festival Internacional de Arte Contemporáneo Pleamar nos ofrece un escenario crítico y nada complaciente, al que se le ha sumado la primera Bienal de Grabado de Arequipa. Estas redes culturales trascienden la región sur y generan colaboraciones con Argentina, Brasil, Bolivia y Chile.

—Bordado y narrativa poética—

Es en este contexto en que el prestigioso Museo Británico de Londres ha invitado a la artista arequipeña Nereida Apaza Mamani para realizar una investigación y exposición en torno a la colección textil peruana que existe en dicho museo. Se trata de una invitación del Centro de Excelencia para la Investigación Latinoamericana de Santo Domingo, que tiene como objetivo fomentar una mayor comprensión,documentación y difusión de las colecciones latinoamericanas. Y, de esta forma, confrontar las con una lectura más contemporánea que las acerque al público y a las problemáticas actuales.

Egresada de la Escuela Nacional de Arte Carlos Baca Flor de Arequipa, el trabajo multidisciplinario de Apaza combina ingeniosamente el bordado, la poesía, el video y la instalación. Su trabajo ha cobrado gran visibilidad al obtener premios diversos en el Perú y el exterior (ver recuadro). Este año su cortometraje Historia secreta—animación en técnica de stopmotion —ganó el Concurso de Obras Experimentales de la DAFO 2019. Esta obra, como mucho de su trabajo, combina el collage y el bordado a través de una narrativa poética.

—Cuadernos de la memoria—

Una parte importante del trabajo de Apaza se basa en la transmisión de la historia peruana a través del “cuaderno popular escolar” —aquel de las emblemáticas carátulas celestes con el mapa del Perú en rosado al centro—. Sus cuadernos son producidos en tela, y las imágenes y textos son bordados por la artista, que pone énfasis en la manualidad y la inocencia a través de un proceso de conocimiento y descubrimiento.

Una capa latente en esta obra es la escuela pública en la que Nereida se formó. Los cuadernos son expuestos en viejos pupitres —deteriorados y con marcas propias del uso de los niños—, que evidencian la crisis perpetua de la educación peruana. Cada cuaderno nos remite a los periodos de la formación escolar, desde los sesenta a nuestros días.

Sus dibujos bordados en hilo –a veces de colores– presentan breves paisajes, explicaciones, voces en aimara y objetos que asociamos naturalmente con este tipo de cuadernos, como el cuerpo humano, planetas y galaxias, ores y plantas o frutas. La articulación entre el texto y la imagen bordada produce intervenciones que invitan a una lectura íntima para descubrir un significado mucho más complejo y profundo sobre los primeros años de formación del individuo.

Mientras camina por los monumentales almacenes del Museo Británico, Nereida Apaza buscará establecer un vínculo entre la tradición ancestral del bordado peruano y el arte contemporáneo. Lo realizará mediante la preparación de cuadernos que tendrán como referencia los temas y técnicas de elaboración de los objetos existentes en el museo, que cuenta no solo con piezas arqueológicas, sino también con una importante colección de trajes utilizados en estas populares andinas y amazónicas. Y es que el renacimiento de bordados y tejidos prehispánicos y de estas populares es una evidencia de cómo el tejido es un medio de primerísima relevancia y vigencia para la transmisión de conocimientos ancestrales.