Redacción EC

Agentes de la Policía Nacional del Perú y personal de la Municipalidad de San Martín de Porres rodean el terreno donde hasta ayer funcionó el Terminal Terrestre Fiori. Las instalaciones fueron demolidas durante la madrugada en medio de la protesta de comerciantes y transportistas.

Puestos de venta de boletos, oficinas y baños quedaron reducidos a escombros por orden judicial.

Aproximadamente a las 4 de la madrugada, más de 300 agentes llegaron a la zona y dispersaron a comerciantes y transportistas del terminal Fiori que se atrincheraron desde anoche para impedir su retiro. En el lugar también se registró la presencia de encapuchados armados, uno de los cuales incluso apuntó con un arma de fuego a un periodista que conversaba con un representante de los comerciantes.

Esta mañana, un numeroso grupo de trabajadores del desaparecido terminal Fiori continuaba en la zona para exigir apoyo a las autoridades debido a que perdieron sus fuentes de ingreso.

En tanto, transportistas continúan ofreciendo sus servicios ahora en la calle Miguel Ángel. Los pasajes al norte del país cuestan en promedio 30 soles.

Lee también:

TAGS RELACIONADOS