Redacción EC

En varios puntos de Lima se celebró el último domingo de carnavales. Los vecinos se organizaron para aplacar el sol de febrero. Una de esas zonas fue la avenida Renovación, en .

Los residentes colocaron sus piscinas portátiles en plena vía pública, lo cual está prohibido, y festejaron a ritmo de salsa y reggaetón. No podían faltar las bebidas alcohólicas. Toda la rumba empezó después de la hora de almuerzo.

Los vecinos reconocen que no recomendable la utilización de las piscinas portátiles, pero aseguran que su uso ha bajado en dicha zona de La Victoria por la campaña de las autoridades para fomentar el ahorro del agua y evitar la aparición de enfermedades.