Juan Pablo León Almenara

Por: Juan Pablo León Almenara y Meylin Chiong Palacios

En el Perú, cualquier persona con impulsos agresivos, psicopatía o tendencia a la ira puede conducir un vehículo de forma legítima. Esta es la conclusión luego de una investigación de junto con especialistas en trastornos mentales y comportamiento humano. Estos pusieron a prueba las evaluaciones psicológicas obligatorias para obtener brevete, exigidas por los centros médicos autorizados por el Ministerio de Transportes (MTC).

Según los expertos, las pruebas que estos centros médicos exigen a los futuros choferes no son capaces de detectar, medir ni filtrar rasgos de la personalidad, comportamiento, ética, trastornos ni las capacidades psicomotrices del futuro conductor. Estas últimas sirven, por ejemplo, para conocer si el chofer es capaz de medir sus cálculos para frenar mientras circula a determinada velocidad.

Esta realidad sale a la luz luego de que el MTC dispusiera que Manuel Liendo Rázuri deberá volver a rendir un examen médico y psicológico para continuar al volante. Este sujeto fue grabado cuando insultaba, escupía y amenazaba con un arma a otro chofer en San Isidro.

—El experimento—
Un grupo de voluntarios contactados por El Comercio se sometió a evaluaciones psicológicas en dos centros médicos autorizados por el MTC, ubicados en Lince, facultados para emitir certificados médicos a los postulantes para sacar licencia de conducir.

En todos los casos, el examen fue similar y poco riguroso. Ninguno incluía una entrevista personal.

Las evaluaciones, hechas totalmente por escrito, comprendieron tres partes. La primera consistió en un test de inteligencia, que contemplaba 30 preguntas con alternativas como: “El pájaro canta, ¿y el perro?”, “El zapato protege al pie y el sombrero protege…”, “Treinta es el triple de…”, “Lo contrario de arriba es…”, entre otras.

En la segunda parte de la evaluación se deben resolver tres laberintos. La tercera parte del examen consistió en dibujar una figura humana y formas geométricas. Las evaluaciones tuvieron una duración de 15 minutos. Una vez aprobadas, estos centros médicos emitieron un certificado positivo, el primer paso para obtener el permiso para manejar.

Gabriela Coros, especialista en psicología clínica y forense y docente de la Universidad de Lima, sostiene que estos exámenes no permiten conocer el perfil psicológico de las personas, por lo que no son suficientes para observar eventuales problemas mentales.

“Una persona con impulsos agresivos, psicopatía o tendencia a la ira sí podría aprobar estas evaluaciones. Las consecuencias de tener en las calles del país a personas que no han sido correctamente evaluadas son múltiples. Podemos ver la agresión que vivimos diariamente. La ira expresada por sujetos que no logran afrontar los conflictos de manera correcta, por lo que salen a las calles y explotan con los otros conductores”, dijo la docente.

Coros rechaza que las evaluaciones para obtener brevete no contemplen una reunión cara a cara sino solo una prueba escrita. “Una de las herramientas más importantes del psicólogo es la observación. En base a la misma podemos ver las reacciones del sujeto frente a las preguntas para detectar una eventual manipulación”, añade.

Belisario Zanabria Moreno, decano del Colegio de Psicólogos de Lima, indica que en setiembre del 2017 se reunió con el gremio de transportistas, por intermedio de la Gerencia de Transporte Urbano de Lima, con el fin de reestructurar la evaluación psicológica de los conductores. Sin embargo, el proyecto no tuvo frutos.

“Como Liendo Rázuri, hay muchas personas que sufren de lo que llamamos rabia súbita, presente en las personas irritables. Es una explosión en la que uno se desborda. En el Perú el examen no detecta esto. Solo toma preguntas de sentido común que no reflejan la personalidad del chofer”, advierte. 

LOS DESCARGOS DEL MTC

El MTC indicó a El Comercio que, de acuerdo a ley, el examen para obtener brevete debería incluir un análisis psicológico mediante una entrevista con un especialista y la evaluación de cuatro áreas en el comportamiento del conductor: organicidad, inteligencia, personalidad y la detección de rasgos psicopatológicos.

Este es uno de los laberintos que incluye el examen para obtener brevetes en el Perú.
Este es uno de los laberintos que incluye el examen para obtener brevetes en el Perú.

Lee también:

TAGS RELACIONADOS