Pronto las repisas de las librerías estarán llenas con libros relacionados a la pandemia del coronavirus COVID-19. (Fotos: Alessandro Currarino/El Comercio)
Pronto las repisas de las librerías estarán llenas con libros relacionados a la pandemia del coronavirus COVID-19. (Fotos: Alessandro Currarino/El Comercio)

Las tragedias componen un largo y sostenido surtidor de obras de arte. Pero tal vez la literatura sea el género que más demore en procesarlas. Por ejemplo, Daniel Defoe publica “Diario de la peste” (1722) cincuenta y siete años después del brote bubónico que la inspira, remonta 98 años atrás para recrear la epidemia de cólera en “La peste” (1957) y Katherine Anne Porter se toma un respiro de 21 años antes de replicar la gripe española en su “Pálido caballo, pálido jinete” (1939). Y esto por no hablar de otro tipo de plagas, como la Guerra Civil Española que durante cuatro años tuvo a cavilando hasta poner el punto final a “Por quién doblan las campanas” (1940). O el bombardeo a Dresde que 24 años después se hizo “Matadero 5” (Vonnegut, 1969).

Ocurre que la relación entre realidad y ficción no funciona como un acto reflejo inmediato. Por ejemplo, la batalla de Gettysburg (1863) recién se hará novela 111 años después en “Ángeles asesinos” (Michael Shaara, 1974), mientras que la contienda de Borodino aparecerá 55 años después en “Guerra y paz” (Tolstoi, 1867). Han pasado casi dos décadas de la hecatombe de las Torres Gemelas y la novela del 11 de setiembre se sigue escribiendo. Del gran combate poliédrico del escritor consigo mismo (Cortázar) a la representación cifrada del mundo (Vargas Llosa) o el símil con la excursión a la gran montaña (Eco), el arte escrito convocaba una complejidad francamente hercúlea. Casi sobrehumana. Hasta que llegó el coronavirus.

MIRA: Diario de la peste de Gonçalo M. Tavares- Días 61

ESCRIBIR POR CONTAGIO

España parece ser el país donde la pandemia explotó por igual en los hospitales como en las estanterías. Al extremo de que, admiten los editores, apenas queda sello sin libro sobre el . El primer lanzamiento llegaría muy temprano y por acción de Paolo Giordano (38), italiano que acicateado por un best seller —“La soledad de los números primos”, 2008— aprovechó la emergencia sanitaria para teclear en 15 días “En tiempos de contagio”, mezcla de diario íntimo con crónica coyuntural que los gacetilleros recibieron de buena gana. Cuando se lanzó el e-book, más bien, los lectores coincidieron en señalar que se trataba de ‘otro libro-basura en la rueda de la industria editorial’.

En las antípodas, Orhan Pamuk, Nobel de Literatura 2006, anunció que desde hace cuatro años escribe “Nights of Plague”, novela histórica ambientada en 1901 en lo que fue la tercera pandemia de peste bubónica, que diezmó a millones de personas especialmente en Asia. “De repente, todas las historias de peste que he estado leyendo y escribiendo comenzaron a suceder en las calles. Esto me sorprendió y me detuvo por un tiempo. Pero ahora estoy motivado nuevamente para terminar mi novela histórica”, dijo acerca de ella. Se prevé una espléndida fábula que remezcle el relato mitológico y la tragedia contemporánea, muy a su estilo. Lo que no se sabe es si se animó a inventar una ciudad volcánica edificada con sillar, como anunció en el último Hay Festival de Arequipa.

En descarga libre aparece “Manual de Prevención de Coronavirus: 101 tips probados por la ciencia que pueden salvar tu vida”. (Foto: Difusión)
En descarga libre aparece “Manual de Prevención de Coronavirus: 101 tips probados por la ciencia que pueden salvar tu vida”. (Foto: Difusión)

Lo que sí se sabe es que el coronavirus es el inicio de la aparición de una serie de bestias microbianas que nos atacarán en el futuro inmediato. Lo asegura el médico y prestigioso científico español en biomedicina Salvador Macip en “Las grandes epidemias modernas”, que acaba de salir. En esa línea, “Contagio” de David Quammen, “Un día en la vida de un virus” de Miguel Pita y “Coronavirus” de Sonia de Miguel y Juan Carlos Ruiz componen un thriller científico que persigue el rastro de esas enfermedades zoonóticas por la jungla africana, los mercados de China meridional y los suburbios de Bangladés antes de ponerlos bajo el lente de un poderoso microscopio científico que desvelará su poder maligno.

NUDO CHINO

Diagnóstico parecido es lo que intentan los filósofos, pero desde el pensamiento y la reflexión. Quien rompió los fuegos, como siempre, fue el siempre ubicuo Slavoj Žižek (71) con “Pandemia”, 80 páginas conteniendo una prosa de aliento panfletario que enlaza a Hegel, Lacan y Tarantino para anunciar “un comunismo del desastre como antídoto al capitalismo del desastre”. El politólogo búlgaro Iván Krastev, el filósofo español Daniel Innerarity y la pensadora norteamericana Martha Nussbaum también echan luces acerca de los efectos del virus, la globalización, el autoritarismo, la cohesión social y la amenaza del nacionalismo vírico-político en sendos volúmenes a ser leídos durante la nueva normalidad.

Y con la dosis exacta de aventura y espíritu lúdico, aterriza “Ario, mi héroe eres tú”, una historia fantástica en 79 idiomas que enseña a los niños a luchar contra la enfermedad por fina cortesía de Unicef, Acnur, la Cruz Roja, la Media Luna Roja y Save the Children. Y también en descarga libre aparece “Manual de Prevención de Coronavirus: 101 tips probados por la ciencia que pueden salvar tu vida”. Lo firma el médico Wang Zhou, jefe del centro para el control y la prevención de enfermedades de Wuhan. Es un manual de precauciones, estrategias para la detección, tratamiento de la enfermedad y otros conceptos explicados por alguien que sabe lo que dice porque vio el primer brote.

Con la dosis exacta de aventura y espíritu lúdico, aterriza “Ario, mi héroe eres tú”, una historia fantástica en 79 idiomas que enseña a los niños a luchar contra la enfermedad por fina cortesía de Unicef, Acnur, la Cruz Roja, la Media Luna Roja y Save the Children. (Foto: Difusión)
Con la dosis exacta de aventura y espíritu lúdico, aterriza “Ario, mi héroe eres tú”, una historia fantástica en 79 idiomas que enseña a los niños a luchar contra la enfermedad por fina cortesía de Unicef, Acnur, la Cruz Roja, la Media Luna Roja y Save the Children. (Foto: Difusión)

Igual que la escritora Fang Fang (65). Tecleando silenciosamente desde Wuhan y su cuarentena, se ha convertido en la voz literaria de la disidencia viva más venerada de China. Ella ya tenía 3,5 millones de seguidores en las redes sociales, pero su presencia alcanzó relieve global el día 14 del cierre de esa ciudad cuando su ahora célebre Wuhan Diary apareció por primera vez en Internet. Con sencillez y honestidad había empezado a relatar los sufrimientos de millones de compatriotas. Pero sus posteos en WeChat y Weibo desaparecían en pocas horas por acción a los cibercensores del régimen. Lo cual solo hizo que se viralicen con miles de reproducciones inundando el ciberespacio.

Así, sus publicaciones censuradas empezaron a ser archivadas por China Digital Times y el blog Caixin (), además de CoVMemory Github, un repositorio de narraciones personales del brote. Dueña de una prosa limpia y de gran hondura sentimental, Fang Fang es considerada la conciencia moral de Wuhan. Todos esos pensamientos, que se regaron con las lágrimas de los habitantes de Wuhan, están siendo compilados por Harper Collins. La versión en inglés sale en junio, se llamará “Wuhan Diary: Dispatches from a Quarantined City” y apunta a ser el primer bombazo editorial del 2020. Enhorabuena.

La escritora Fang Fang (65) se ha convertido en la voz literaria de la disidencia viva más venerada de China con su crónica de la convivencia en la ciudad de Wuhan, presunto origen del brote de coronavirus. La traducción de su libro sale en junio. (Foto: Difusión)
La escritora Fang Fang (65) se ha convertido en la voz literaria de la disidencia viva más venerada de China con su crónica de la convivencia en la ciudad de Wuhan, presunto origen del brote de coronavirus. La traducción de su libro sale en junio. (Foto: Difusión)

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden llegar a causar infecciones que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, que se pueden contagiar de animales a personas (transmisión zoonótica). De acuerdo con estudios, el SRAS-CoV se transmitió de la civeta al ser humano, mientras que el MERS-CoV pasó del dromedario a la gente. El último caso de coronavirus que se conoce es el covid-19.

En resumen, un nuevo coronavirus es una nueva cepa de coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano y debe su nombre al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o un halo.

VIDEO RECOMENDADO

Las reuniones virtuales más esperadas de los famosos de Hollywood

Las reuniones virtuales más esperadas de los famosos de Hollywood

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS