Madrid (DPA) Las fuerzas de seguridad de España desarticularon una red yihadista que captaba y enviaba terroristas a grupos de Al Qaeda que operan en zonas de conflicto como Libia y Mali.

En una operación policial en Melilla, uno de los en el norte de África, fueron detenidos en la madrugada del viernes seis miembros de esa red, todos españoles, informó hoy el Ministerio del Interior.

La red había enviado ya a 26 terroristas a grupos de Al Qaeda en Libia y Mali, 24 de ellos marroquíes y los otros dos, españoles.

"Desde hoy, no solo España, sino el conjunto de la Unión Europea, están más seguras", aseguró el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez.

Es la primera ocasión en la que hay constancia de dos yihadistas españoles integrados en los grupos terroristas sahelinos, según Interior.

Uno de ellos había vuelto a España a seguir captando a voluntarios y se encuentra entre los detenidos. El otro es un ex militar profesional, especialista en artefactos explosivos. Las fuerzas de seguridad creen que está en Mali realizando adiestramientos en explosivos y manejo de armas.

Según el Ministerio del Interior español, esta operación fue "un importante golpe" a las redes de captación y envío de yihadistas al Sahel, donde grupos terroristas matan a población civil y secuestran a extranjeros, como ocurrió con dos cooperantes españoles en octubre de 2011.