El buque petrolero iraní "Fortune" se ve en el muelle de la refinería El Palito en Puerto Cabello, Venezuela, 25 de mayo de 2020. (Foto: Palacio de Miraflores / REUTERS).
El buque petrolero iraní "Fortune" se ve en el muelle de la refinería El Palito en Puerto Cabello, Venezuela, 25 de mayo de 2020. (Foto: Palacio de Miraflores / REUTERS).

Washington [AFP]. quiere confiscar las cargas de cuatro petroleros que están llevando gasolina iraní a , en el marco de la escalada de presiones contra Teherán y Caracas, aliados entre sí y enemigos declarados de Washington.

El Departamento de Justicia dijo el jueves que se presentó una demanda y una orden de incautación en la corte federal para el Distrito de Columbia, alegando que los envíos están vinculados con una “organización terrorista extranjera”.

La medida afecta a los buques Bella, Bering, Pandi y Luna, que actualmente avanzan con rumbo a Venezuela.

Los fiscales aducen que los cargamentos involucran a afiliados a los Guardianes de la Revolución iraní, un ejército encargado de defender los valores ideológicos de la república islámica, que Estados Unidos tiene en su lista negra de “organizaciones terroristas extranjeras”.

La demanda judicial señala que Mahmoud Madanipur, con lazos con los Guardianes de la Revolución, organizó los envíos de gasolina a Venezuela, utilizando compañías offshore y transferencias barco a barco para evitar las sanciones estadounidenses contra Irán.

”Las ganancias de las ventas de petróleo respaldan toda la gama de actividades nefastas de los Guardianes de la Revolución, como la proliferación de armas de destrucción masiva y sus formas de entrega, el apoyo al terrorismo y varios abusos contra los derechos humanos, en el país y en el extranjero”, dijo el Departamento de Justicia en un comunicado.

Según la demanda, a bordo de los cuatro barcos hay más de 1,1 millones de barriles de gasolina iraní con destino a Venezuela, sumida en una severa escasez a pesar de contar con las mayores reservas probadas de petróleo del mundo. El Bella transporta 302.502 barriles, el Bering, 302.522, el Luna, 259.700 y el Pandi, 298.484, indican documentos judiciales.

La orden de incautación, emitida por el juez federal James Boasberg, no indica cómo el gobierno estadounidense prevé confiscar las cargas.Desde que Estados Unidos abandonó el acuerdo nuclear con Irán en mayo de 2018, el gobierno de Donald Trump ha reimpuesto duras sanciones contra la República Islámica.

Caracas también es objeto de una batería de medidas punitivas de Washington, que desconoce por “fraudulenta” la reelección de Nicolás Maduro en 2018 y promueve su salida.

Los capitanes de los tanqueros con bandera iraní que en las últimas semanas entregaron gasolina e insumos petroleros a Venezuela fueron incluidos el viernes pasado en la lista negra de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro, con lo cual todos sus activos bajo jurisdicción estadounidense quedaron bloqueados.

Entre mayo y junio, Irán envió cinco buques con 1,5 millones de barriles de gasolina a Venezuela, otrora potencia petrolera cuya producción se ha desplomado, obligando a la importación de combustible en los últimos años.

Irán prometió continuar haciendo envíos petroleros a Venezuela pese a las objeciones y sanciones estadounidenses.

Tesoro revoca sanciones

Estados Unidos también anunció el jueves el levantamiento de las sanciones impuestas hace un mes contra empresas navieras y buques por operar en el sector petrolero venezolano.

El Tesoro dijo que quedan revocadas las medidas punitivas contra Delos Voyager Shipping Ltd, con sede en las Islas Marshall, y Romina Maritime Co Inc, con sede en Grecia.

También retiró los bloqueos de activos y transacciones con jurisdicción estadounidense para las empresas Adamant Maritime Ltd y Sanibel Shiptrade Ltd, las dos domiciliadas en las Islas Marshall.

Cuatro tanqueros fueron eliminados del listado de la OFAC: Seahero, con bandera de las Bahamas, Delos Voyager, con bandera panameña, Euroforce, con bandera de Liberia y Voyager I, con bandera de las Islas Marshall.

El Tesoro ha señalado reiteradas veces que las sanciones “no son permanentes”, sino que buscan “provocar un cambio positivo de comportamiento”.

”La eliminación de las sanciones es posible para personas y entidades designadas que toman acciones concretas y significativas para restaurar el orden democrático”, “se pronuncian contra los abusos del régimen ilegítimo de Maduro” o “combaten la corrupción en Venezuela”, dijo.

____________________

VIDEO RELACIONADO

Los rusos votan en referéndum que permitiría a Putin permanecer en el poder hasta 2036 (AFP).

TE PUEDE INTERESAR