Áncash: denuncian a sacerdote por presunto abuso sexual en agravio de una menor
Áncash: denuncian a sacerdote por presunto abuso sexual en agravio de una menor
Laura Urbina

colaboradora de El Comercio en Áncash

lauraurbinasa@gmail.com

El sacerdote Marco Antonio Huaripata Medina de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, situada en el distrito de Nuevo Chimbote, en , ha sido denunciado por tocamientos indebidos y en agravio de una adolescente.

► ► 

El religioso fue llevado a la comisaría Buenos Aires, donde fue acusado de realizar actos contra el pudor a una menor de 17 años, en octubre del año pasado, cuando ella se desempañaba como catequista.

El cura fue intervenido la noche del jueves por la Policía Nacional afuera de la parroquia, en la urbanización Nicolás Garatea, luego de que el padre de la víctima lo golpeara al enterarse que el religioso había agredido sexualmente a su menor hija.

El padre denunció el hecho ante las autoridades policiales, luego de que su hija le contara que el sacerdote Marco Huaripata la abusó sexualmente.

“Por un mes la acosaba, le hacía caricias y tocaba los senos. Lo aberrante es que un día el cura le bajó su pantaloneta y le metió el dedo en sus partes íntimas y este le pidió que le tocara sus genitales. El padre le decía que no tenga miedo que confiara en él”, declaró el papá a la prensa.

“No hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista, no pudo contener más y me contó todo el daño que le hizo el cura. Ni bien me contó lo busqué hasta que lo ubiqué en la noche y reaccioné como todo padre, le tiré dos puñetes”, expresó agobiado.

No obstante, a las pocas horas, el señor contó que la fiscalía de turno ordenó la liberación del sacerdorte por no tratarse de un hecho flagrante y dispuso citarlo para las investigaciones por los presuntos delitos de tocamientos indebidos y violación.

-Pide justicia-

El progenitor de la agraviada ha pedido que el Ministerio Público pida la prisión preventiva contra el religioso y que el Poder Judicial lo sancione con la pena máxima.

“Ese padre es una bestia, incluso él fue el que hizo la ceremonia de bautizo de mis cuatro hijos. Pido justicia como todo padre y que no se vuelva a repetir con otras niñas. Me gustaría que los padres conversen con sus hijos, puede haber otras víctimas. Al obispo de Chimbote (Ángel Francisco Simón Piorno) le pido que le quiten el cargo de sacerdote, no merece estar en la iglesia. Pensaba que mi hija iba a estar más segura estando en la casa de Dios”, sostuvo.

Síguenos en Twitter como

TAGS RELACIONADOS