Según el gobernador, el móvil del asalto es político, pues se le quiere amedrentar por su gestión. (Foto: Gobierno Regional de Puno)
Según el gobernador, el móvil del asalto es político, pues se le quiere amedrentar por su gestión. (Foto: Gobierno Regional de Puno)

Provistos de armas de fuego, unos delincuentes asaltaron la vivienda del gobernador regional de Puno, Agustín Luque Chayña, ubicada en Juliaca. Al momento del robo, la autoridad regional estaba en la ciudad de Puno cumpliendo acciones inherentes a su cargo.

Mira: Puno: se frustra arribo de planta de oxígeno y ahora se estima que llegará la siguiente semana

La Policía Nacional, que acudió al llamado de auxilio, informó que los hijos del gobernador: Alex Rodríguez Pacheco, de 19 años, y su hermano, un menor de edad, fueron maniatados y que los delincuentes se llevaron dos televisores y la memoria de la cámara de video vigilancia.

El acto delincuencial ocurrió en la vivienda ubicada en el jirón Cerro de Pasco en la urbanización Néstor Cáceres Velásquez, Juliaca, cuando promediaba las 5:30 p.m. del martes.

Según las investigaciones policiales, fueron ocho sujetos encapuchados provistos de armas de fuego quienes irrumpieron en la vivienda luego de tocar, abrir la puerta y forcejear con el mayor de los hermanos.

Dentro de la vivienda, ambos hermanos fueron golpeados y maniatados con cinta de embalaje de color plomo, para luego llevarse los objetos de valor antes señalados y huir con rumbo desconocido.

AMEDRENTAMIENTO

El gobernador regional, Luque Chayña, mediante una radioemisora local, indicó que el móvil del asaltó fue un intento de amedrentamiento de carácter político a su gestión, sin especificar la razón exacta que habría motiva esa incursión delincuencial en su vivienda.

La autoridad regional dijo que durante el asalto, los encapuchados preguntaron a sus hijos por él, lo que hacía presumir como un acto de amedrentamiento, desconociéndose quien pudiera estar tras esa acción.

Organizaciones civiles de Puno y Juliaca han programado realizar esta tarde un cacerolazo contra la gestión del gobernador, lo acusan de inacción frente la emergencia de la pandemia, por la demora en la implementación de hospitales exclusivos para atender a pacientes con COVID-19 y plantas de oxígeno medicinal.

La Policía Nacional calificó el caso como robo agravado y es investigado por el área de Investigación Criminal de Juliaca en coordinación con el fiscal Manuel Alfaro Fernández, de la Segunda Fiscalía Provincial Penal de San Román Juliaca.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL CORONAVIRUS EN EL PERÚ

TAGS RELACIONADOS