Leiva inauguró a fines de diciembre una tienda de ropa para bebés llamada Joaquín&Antonia, en el centro comercial Caminos del Inca. (Foto: Elías Alfageme)
Leiva inauguró a fines de diciembre una tienda de ropa para bebés llamada Joaquín&Antonia, en el centro comercial Caminos del Inca. (Foto: Elías Alfageme)
Vanessa Romo

No hay un inicio tranquilo, sin drama, en la vida de Milagros Leiva. El último lunes, cuando estrenaba su flamante programa de entrevistas en Willax TV, su madre tuvo que ser hospitalizada. Cuando tuvo su primera oportunidad en la televisión con el microprograma Cinco Minutos, RPP la llamó al día siguiente para despedirla. Una hora después de enterarse de su embarazo, tuvo que renunciar a sus programas en Canal N y América TV tras conocerse que dio US$30 mil a Martín Belaúnde Lossio, acusado de corrupción y amigo cercano de los Humala, la entonces pareja presidencial.

Sin embargo, Milagros Leiva quiere pensar que fueron coincidencias. “Ya estoy en otro capítulo de mi vida, prefiero pensar en lo que he logrado”, dice. Eso trata ahora con nuevos proyectos: una tienda de ropa para bebés llamada Joaquín&Antonia y el mencionado espacio en Willax TV. “Si algo me ha enseñado la televisión es a sostener la lapidación”, comenta. Pero aún hay muchos cabos sueltos por resolver antes de pasar la página.

Willax TV no se ha caracterizado por tener programas con figuras plurales. ¿Cómo te ubicas en ese espacio?

Yo siempre voy a defender mi trabajo, nunca el del otro. Hay público para todos. Como me garantizaron independencia, pues fui a Willax.

¿No será que eres vista como una periodista que agrada a la derecha?

No, a mí me gusta escuchar a todos. Cuando trabajaba en RPP y veía a un fujimorista entrar, sentía rabia por lo que el fujimontesinismo había hecho. ‘Chema’ Salcedo me dijo que tenía que sacarme la mochila y dejar hablar al otro. Yo soy bien intensa y puedo discutir con el entrevistado, pero de ahí a llegar al insulto es innecesario.

¿Cómo te defines políticamente?

Yo soy de centro.

En la práctica, el centro no existe...

Es que no soy de izquierda, ni soy de derecha. Yo me considero liberal. Creo que la mujer tiene derecho de abortar en casos de violación, creo en el matrimonio gay. No me gusta que el Estado controle todo ni que lo privado abuse de todo. Pero no me identifico con un partido específico.

El nuevo programa de entrevistas de Milagros Leiva comenzó el último lunes en Willax TV.
El nuevo programa de entrevistas de Milagros Leiva comenzó el último lunes en Willax TV.

LAS MEA CULPAS

Una de las actitudes que te han caracterizado más en tu paso por la televisión es tu sensibilidad extrema: lloras con frecuencia frente a cámara.

Eso no es cierto, solo lloré una vez y fue por el caso de los papás chilenos que habían sido encarcelados. (Nota de la redactora: también lloró en vivo cuando se confirmó que Paolo Guerrero iba a ir al Mundial y cuando un padre perdió a su bebé por una presunta negligencia). En ese momento creo que el productor debió parar e ir al corte. Si hicieron mil puntos de ráting no me interesa. Pero no le voy a echar la culpa al productor, yo me hice cargo. El tema de la familia de chilenos tocó la fibra más sensible de mi historia personal, luché como una leona para sacarlos de la cárcel y lo logré. Lo que más me impactó fue hablar con la mujer que ofreció su vientre para la pareja. Cuando hablé con ella frente a cámaras, recordé todo lo que me pasó. Yo nunca puse mi maternidad como escudo, pero lo que me hicieron…

Leiva detiene el relato y su rostro cambia. Deja reposar la cucharita con helado de menta y chocolate que estuvo comiendo desde que comenzó la entrevista y levanta la mirada: está llorando. Es un tema que, como ella cuenta, no ha podido superar aún.

“A mí me hicieron trizas. Estuve sola, lapidada y embarazada. Cuando la mujer que dio su vientre a la pareja chilena empezó a llorar, me acordé de eso. Me salí de mí, era algo que no he podido hablar bien porque creía que iba a afectar a mi madre. A mi papá tuve que pedirle perdón de rodillas por ser periodista, porque luego del destape al pago de (Martín) Belaúnde Lossio le dio un preinfarto”.

¿Admites que cometiste un error en darle dinero a Belaúnde Lossio?

Jamás debí pagarle por información, nunca lo había hecho. ¿Cometí un error? Claro. ¿Lo pagué? Claro que lo pagué. Me fui del medio que más quería (El Comercio), amo escribir. Pero por el escándalo que hubo no pude seguir. Me botaron de Canal N y América TV y me destrozaron. Algún día escribiré eso cuando me mejore de la fibromialgia que me atrofia las manos.

¿Pero qué hubieras hecho como directora de un canal si tuvieras un periodista que dio dinero a un acusado de corrupción?

Jamás lo hubiera lapidado. No me dieron el beneficio de la duda, aunque mis programas tenían mucho éxito. Yo quería que me den un espacio para dar mi versión.

¿Entonces no debiste tener sanción alguna?

Sí, todos debemos tener consecuencias por nuestros actos. Hoy cerca a los 50 años te digo que ni por asomo lo volvería a hacer.. ¿Por qué me lapidan? ¿Porque soy demasiado sensible, porque ayudo a gente pobre? Soy sensible, sí, pero eso no es ser delincuente.

¿Está bien que el periodista dé dinero por información?

Un montón de periodistas de investigación le pagan a sus fuentes, aunque nadie lo dice. La hipocresía periodística encontró el chivo expiatorio en Milagros Leiva, porque si el pago lo hubiera hecho en efectivo nadie se hubiera enterado, pero fue en cheque.

Uno de los capítulos que Leiva considera oscuros ocurrió tras el destape del pago que la periodista hizo al ex amigo de la pareja Humala, Martín Belaúnde Lossio. Ella asegura que fue por información.
Uno de los capítulos que Leiva considera oscuros ocurrió tras el destape del pago que la periodista hizo al ex amigo de la pareja Humala, Martín Belaúnde Lossio. Ella asegura que fue por información.

¿No fue ingenuo dar dinero?

Diría que mis ganas de descubrir la verdad sobre Madre Mía no me hicieron medir el peligro. Yo sabía que estaba entrando a una cárcel cuando viaje a ver a Belaúnde Lossio. Luego la familia del ‘Curaca Blanco’, que albergó a Belaúnde Lossio, me quiso extorsionar.

Te estabas metiendo con gente peligrosa. ¿Eso no es ingenuidad?

Es no dimensionar el peligro. Si fuera ingenua le creería todo, pero no lo hago. Pequé de arriesgada. Belaúnde Lossio era mi fuente como lo pueden ser Roy Gates o César Nakazaki.

Nakazaki fue más que tu fuente, fue tu abogado…

Él me eligió.

Pero tú tomaste la decisión de aceptar su ayuda…

Yo estaba embarazada y turbada, no tenía una defensa frente a lo de Belaúnde Lossio. Nakazaki me dijo: “yo sé que tú siempre has dicho que soy el abogado del diablo, pero también defiendo a gente inocente. Necesitas un abogado porque te van a destruir”. Yo no tenía ni un mango para pagarle, me habían despedido de tres trabajos (Nota de la redactora: Canal N, América TV y Diario El Comercio).

Y acababas de dar US$30 mil.

Claro. Igual nunca se abrió un caso, yo misma me puse a disposición de la justicia. Elegí a Nakazaki porque fue una de las pocas personas que me quiso escuchar.

Tu inversión de los US$30 mil se perdió, entonces...

La inversión la recuperé, porque sirvió para una gran lección de vida. Aprendí lo mala que puede ser la gente. Sin eso quizás hubiese seguido siendo la Milagros buena que cree todo. Yo no he vuelto a hablar con Belaúnde Lossio, pero me encantaría entrevistarlo.

César Nakazaki fue el abogado defensor de Milagros Leiva durante el escándalo por los US$30 mil. Ella señala que fue "el único en escucharla".
César Nakazaki fue el abogado defensor de Milagros Leiva durante el escándalo por los US$30 mil. Ella señala que fue "el único en escucharla".

POLÍTICOS Y VIDA PRIVADA

¿Estás de acuerdo que un periodista que investiga sobre política tenga amigos políticos?

¿Por qué no? Yo tengo amigos que son fuentes, puedo diferenciar esos dos aspectos. Pero no tengo amigos políticos.

¿Y los políticos que invitaste a tu boda?

Tanto me han criticado por eso... Creo que uno tiene derecho a invitar a su matrimonio a quien le dé la gana. Yo he invitado a mi matrimonio a algunos políticos porque cuando yo fui sepultada hasta el fondo, aceptaron darme entrevistas. A mi matrimonio también invité a Rafael Vela (fiscal jefe del equipo que investiga Lava Jato) y no fue a la boda porque saltó lo de ‘Los Cuellos Blancos’. También invité a Martín Vizcarra y a Pedro Pablo Kuczynski.

Además a Jorge del Castillo, Luciana León, Mercedes Aráoz...

Sí, porque los conozco. Hubiera invitado a Susana Villarán pero estaba no habida (Nota de la redactora: tenía impedimento de salida del país). Me caía bien.

¿No lo viste poco ético?

No estoy faltando a la ética, es mi matrimonio. Si fuera así, un médico no podría operar a su amigo. Por ejemplo, Mauricio Mulder ha ido a mi matrimonio y he sido fuerte con él en las entrevistas. Distinto sería si fuera a sus cumpleaños, pero aunque me invitan, no voy.

¿Quién te invita?

Vitocho (Víctor Andrés García Belaúnde).

¿Él no es tu amigo?

No, es una gran fuente. Aunque me mandó flores toda una semana cuando destapamos el caso Chinchero (donde se acusa al presidente Martín Vizcarra de favorecer a los que ganaron la construcción del nuevo aeropuerto cusqueño).

¿Y recibir esas flores no te parece raro?

No, me dijo que era valiente. Fui una de las que más investigó el caso. Y si nos regimos por lo que dices, PPK fue a mi matrimonio y yo igual saqué lo de Chinchero. No hay nada raro ahí.

Milagros Leiva y su pareja Johnny Garib se casaron en el 2018.
Milagros Leiva y su pareja Johnny Garib se casaron en el 2018.

EL DATO

Milagros Leiva está casada con el empresario Johnny Garib desde el 2018. Joaquín & Antonia es el nombre del nuevo emprendimiento de la periodista. “Una tienda llena de ropa que me hubiera gustado escoger para mis hijos”, cuenta. Está ubicada en el Centro Comercial Caminos del Inca, tienda 85. Las prendas han sido diseñadas por la propia Milagros.

TAGS RELACIONADOS

RELACIONADAS