Pokémon Go es un ejemplo de cómo integrar Maps con los videojuegos. (Foto: AFP)
Pokémon Go es un ejemplo de cómo integrar Maps con los videojuegos. (Foto: AFP)

Desde el 2016, cuando Niantic lanzó Pokémon Go, el potencial de para los videojuegos se vio evidenciado.

La realidad aumentada puede sacar mucho provecho de la información de diversas locaciones y la ubicación. Google lo sabe, y a un año de modernizar el API de Maps, añade tres nuevas funciones.

► 

► 

El objetivo, afirma la web 9to5google, es crear juegos más inmersivos, realistas y con mayor potencia.

En concreto, las novedades incluyen soporte para pathfinding (búsqueda de ruta), elevación y bioma.

Pensemos en el juego, con un lenguaje más universal. La inclusión del pathfinding permite tomar ventaja de los algoritmos de las rutas de Google Maps. Es decir, el movimiento de personajes.

Por ejemplo, ahora los personajes del juego podrán perseguir al usuario o moverse en un área más grande. ¡También aplica para juegos colaborativos!

En cuanto a la elevación, se explica por sí mismo. Brindarle más propiedades al terreno de juego puede personalizar la experiencia y aumentar el número de locaciones.

Por último, la incorporación de datos de bioma permite trabajar mucho más el mapa o terreno.

Por ejemplo, ahora se podrá observar vegetación creciendo en parques o animales en su terreno respectivo.

TAGS RELACIONADOS