Personas sin máscaras posan para fotos en Times Square durante la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en el distrito de Manhattan de la ciudad de Nueva York, Nueva York, Estados Unidos, el 14 de mayo de 2021. (REUTERS/Carlo Allegri).
Personas sin máscaras posan para fotos en Times Square durante la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en el distrito de Manhattan de la ciudad de Nueva York, Nueva York, Estados Unidos, el 14 de mayo de 2021. (REUTERS/Carlo Allegri).
Redacción EC

Los países que más han avanzado en el proceso de vacunación contra el volvieron a imponer medidas como el uso de mascarillas entre los vacunados ante la contagiosidad de la variante Delta, que hoy es dominante en decenas de naciones.

MIRA: ¿Qué pasa si luego de recibir una vacuna me da COVID-19?

En EE.UU., Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), anunció la semana pasada que los vacunados debían llevar mascarillas en “áreas donde hay transmisión sustancial y alta”. En varios estados, la transmisión del virus se ha despuntado.

Aunque las vacunas son eficaces contra la variante Delta, los nuevos datos de los CDC indican que, en raras ocasiones, algunas personas vacunadas pueden infectarse y, en estos casos, su carga viral es similar a la de una persona no vacunada.

MIRA: COVID-19 | ¿Puede surgir pronto una variante que resista a las vacunas?

Para detener la propagación de la variante Delta, los CDC recomendarán que las escuelas adopten la mascarilla universal, incluidos maestros, personal, estudiantes y visitantes, independientemente del estado de vacunación, agregó Walensky.

Así, menos de un mes después de haber cantado victoria sobre el virus y celebrado la fiesta nacional, sonriente y sin máscara, entre una multitud en la Casa Blanca, el presidente estadounidense, Joe Biden, ordenó esta serie de medidas para impulsar la vacunación, estancada tras un arranque trepidante.

MIRA: Una batalla de variantes del virus en el Perú, por Elmer Huerta

La despreocupación durante el verano boreal (norte) parece haber acabado también en Israel, que convoca a los mayores de 60 años a recibir una tercera dosis de vacuna, ante el alza de contagios en las últimas semanas a causa de la propagación de la variante Delta.

Esta variante, detectada primero en India, también preocupa a la Organización Mundial de la Salud, que advierte de una “cuarta ola” en 15 países de Oriente Medio, Magreb, África y Asia.

Esos países están en riesgo especialmente porque las tasas de vacunación son muy bajas (solo 5,5% de la población ha sido vacunada de manera completa).

Más de 4.000 millones de dosis de vacunas anticovid fueron administradas en el mundo, según un recuento de la AFP a partir de datos oficiales, pero su distribución es altamente desigual.

Aun en países donde las vacunas son más accesibles, los dirigentes están sonando las alarmas.

“Hay personas que están muriendo y que morirán, que no tienen por qué morir”, dijo Biden en un discurso en la Casa Blanca sobre las nuevas directrices.

Imagen simbólica: por primera vez en meses, el mandatario estadounidense entró a la sala donde lo esperaban periodistas con una mascarilla negra.

Los cuatro millones de empleados federales deberán decir si tienen la vacuna y los que no hayan sido inoculados deberán usar mascarilla en el trabajo y someterse a pruebas de COVID-19.

Biden también ordenó al Pentágono que estudie la posibilidad de añadir la vacuna anticovid a su lista de vacunas obligatorias para los miembros del ejército, y pidió a los gobiernos estatales y locales que ofrezcan 100 dólares como incentivo para que los rezagados se vacunen.

Se trata de un cambio de rumbo para la administración Biden, que hasta ahora insistía más en la responsabilidad individual y en los mensajes de fomento a la inoculación.

“No estamos totalmente fuera de peligro, porque lo que está ocurriendo en Estados Unidos en este momento es una pandemia, una pandemia de los no vacunados”, dijo el mandatario.

Un niño recibe una dosis de la vacuna Pfizer / BioNTech Covid-19 en la ciudad israelí de Holon, cerca de Tel Aviv, el 21 de junio de 2021. (Foto de JACK GUEZ / AFP).
Un niño recibe una dosis de la vacuna Pfizer / BioNTech Covid-19 en la ciudad israelí de Holon, cerca de Tel Aviv, el 21 de junio de 2021. (Foto de JACK GUEZ / AFP).

Dosis “adicional” en Israel

En Israel, el primer ministro Naftali Bennet anunció que los mayores de 60 años recibirán una tercera dosis de vacuna, disponible desde el domingo.

“Llamo a todas las personas mayores que ya han sido vacunadas a recibir esta dosis adicional”, dijo Bennet. “Protéjanse”.

“La decisión estuvo basada en mucha investigación y análisis, así como en el aumento de los riesgos de una ola de la variante delta”, afirmó.

Uno de los primeros países en vacunar masivamente a su población, Israel había eliminado muchas de las restricciones sobre concentraciones públicas en junio, pero los casos se multiplicaron y las mascarillas son nuevamente obligatorias en espacios públicos cerrados.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos también instaron a los habitantes de zonas de alto contagio a usar mascarillas en espacios cerrados.

Con el aumento de contagios en Estados Unidos, los vacunados están molestos con los que rehúsan a hacerlo.

“Es casi como si no les importara el resto del mundo. Están siendo egoístas y egocéntricos”, dijo a AFP Alethea Reed, una administradora sanitaria de 58 años en Washington.

Protesta antivacunas en Madrid, España. (Foto: Getty Images)
Protesta antivacunas en Madrid, España. (Foto: Getty Images)

Medidas dispares

Las estrategias en el combate contra el virus son disímiles alrededor del mundo: mientras la turística Cataluña, la región más afectada por la última ola de contagios en España, y la ciudad ecuatoriana de Guayaquil extienden o refuerzan las restricciones, otros están levantando medidas.

Arabia Saudita anunció que reabrirá sus fronteras a los turistas extranjeros vacunados, tras 17 meses cerradas debido a la pandemia.

En Portugal, a partir del domingo las tiendas y restaurantes podrán abrir más horas y ya no será obligatorio trabajar a distancia.

Pero en los Juegos Olímpico de Tokio, que ya fueron postergados un año por la pandemia, el virus seguía causando problemas: cerca de 200 atletas, periodistas y empleados del evento han dado positivo.

Japón registró un nuevo récord de casos diarios (más de 10.000) el jueves, y el estado de emergencia ya en pie en la capital fue extendido a otras cuatro regiones.

“La situación actual es peor que nunca”, dijo un asesor del gobierno contra el virus, Shigeru Omi, según la cadena nacional NHK.

Colombia también puede llegar a restringir el acceso a espacios públicos a las personas no vacunadas, advirtió el ministro de Salud, Fernando Ruiz, de visita en Washington.

“El principio fundamental del plan de vacunación colombiano no es el derecho individual sino el interés general”, explicó Ruiz en entrevista con la AFP.

En el caso del Perú, donde menos del 20% de la población tiene el esquema completo, las autoridades no han cambiado las restricciones para los inmunizados: los vacunados están obligados a llevar mascarillas.

El virus ha matado a más de 4,1 millones de personas en el mundo, según un conteo de la AFP basado en fuentes oficiales. La región más enlutada es América Latina, con 1,36 millones de fallecidos.

En México, el Instituto Nacional de Estadísticas dijo que se registraron más de 200.000 muertes por covid-19 en 2020, cifra 35% superior a la reportada originalmente por el gobierno.

Con información de AFP

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

Sanamente: vacunas para adolescentes
Sanamente: vacunas para adolescentes

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter: