Christian Thorsen. (Foto:USI)
Christian Thorsen. (Foto:USI)
Redacción EC

Los inicios televisivos de Christian Thorsen se remontan a mediados de los años 90, cuando recibe la propuesta del productor Cristian Andrade para ser modelo de “Gisela en América”. Alto, rubio, de ojos claros, el entonces profesor de educación física conectó rápidamente con el público femenino. Artistas internacionales que llegaron al programa, como las mexicanas Yolanda Andrade y Alejandra Guzmán también sucumbieron ante los encantos del artista peruano.

La verdad de Christian Thorsen y su encuentro con Alejandra Guzmán en 1996 y más secretos de “Gisela en América”

El día que la intérprete de “Hacer el amor con otro” y “Llama por favor” conoció a Thorsen, lo saludó con un beso en la boca, luego, ante la insistencia del público, juntos emularon una apasionada escena de besos.

Dos décadas y media después, Christian Thorsen en diálogo con El Comercio recuerda con cariño aquel momento televisivo.

“Estaba en el set con Gisela porque el programa ya había empezado, entiendo que Alejandra ya había llegado y estaba en los camerinos, y preguntó: ¿Quién es el chico que sale con Gisela? Le contaron un poco la historia de lo que había sucedido con Yolanda Andrade, algún tiempo atrás. Aquella vez la producción hizo una escena que terminara en beso porque Yolanda era muy conocida por besarse con artistas famosos, como Luis Miguel, por ejemplo. Y accedió de muy buena gana hacerlo conmigo”, narra Christian Thorsen.

“Y cuando Gisela presenta a Alejandra Guzmán, ella en lugar de saludar a Gisela, se viene hacia mí y me estampa un beso. En ese momento, pensé: ¿Qué le pasa a esta mujer? Luego la gente pidió beso y Gisela -inteligentemente- hizo que más adelante nos diéramos otro beso. Fue muy gracioso, divertido y espontáneo”, remarca el actor nacional.

Tras una corta etapa como modelo, Christian dio el salto a la conducción en “Sinvergenza”. Poco tiempo después protagonizó la telenovela “Nino” junto a Mónica Sánchez. Sus siguientes trabajos fueron las telenovelas “Todo se compra, todo se vende” y “Amor Serrano”. También ha formado parte de la sintonizada ficción “Al fondo hay sitio”.