Consumir bebidas rehidratantes antes y durante el ejercicio te asegura un aporte rápido de nutrientes para que no disminuyan los niveles de electrolitos y sales en tu organismo.
Consumir bebidas rehidratantes antes y durante el ejercicio te asegura un aporte rápido de nutrientes para que no disminuyan los niveles de electrolitos y sales en tu organismo.

Las bebidas rehidratantes (o isotónicas), son importantes para los runners, pues ayudan a reponer el agua y las sales minerales −sodio, calcio, potasio, magnesio y fósforo− que se pierden durante el tiempo de ejercicio, al tiempo que combaten el cansancio y la fatiga.

Renato Salazar, máster en Entrenamiento y Nutrición de la Escuela Universitaria Real Madrid, explica que lo ideal es tomarlas antes y durante el ejercicio. “Las bebidas rehidratantes deben ser consumidas principalmente cuando se realicen de resistencia de larga duración, debido a que su consumo para la reposición de azúcares retrasa la fatiga de 15 a 20 minutos”, dice.

En cuanto a su composición, es esencial que sus niveles de azúcar no superen el 10%, pues podrían producir diarreas o molestias gastrointestinales, ni sean menores de 5%, el mínimo necesario para brindar el valor energético que se busca, apunta .

Pero, además de rehidratar y reponer las sales perdidas durante la actividad física, ¿qué otros beneficios brindan las bebidas isotónicas?

✔️ Estabilizan los niveles de glucosa en sangre

✔️ Aceleran la asimilación del agua

✔️ Reducen la degradación de las reservas de glucógeno

Hoy te enseñamos a preparar estas bebidas en casa, de la mano del especialista de la Escuela Universitaria Real Madrid, Renato Salazar, quien explica que lo único necesario es licuar los ingredientes por espacio de un minuto y servir. En refrigeración, estas bebidas mantienen sus propiedades hasta por cinco días.

1. BEBIDA REHIDRATANTE DE SANDÍA

Ingredientes:

- 1/4 de sandía - 450 ml de agua de coco - Jugo de 2 limones - 2 cucharaditas de miel de Maple

2. BEBIDA REHIDRATANTE DE ARÁNDANOS

Ingredientes:

- 200 ml de jugo de cranberry o arándanos - 1 cucharadita de sal marina - 2 cucharaditas de miel de Maple

3. BEBIDA REHIDRATANTE DE CÍTRICOS

Ingredientes:

- 900 ml de agua a temperatura ambiente - 100 ml de jugo de dos cítricos (elegir entre naranja, limón, mandarina, toronja o pomelo) - 3 cucharadas grandes de azúcar - 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio - 1/2 cucharadita de sal fina

Es importante señalar que no todos los deportistas necesitan el mismo tipo de bebidas. Quienes realizan actividades de corta duración y alta intensidad requieren bebidas isotónicas altas en glucosa. En cambio, para quienes se ejercitan por largo tiempo o a una intensidad media o baja, son preferibles las bebidas bajas en glucosa, combinadas con hidratos de carbono simples y compuestos.

Ahora que sabes cómo hacer una bebida rehidratante en casa, anímate a probar estas recetas y cuida tu cuerpo después de tus sesiones de ejercicios.