Las empresas están prefiriendo contratar la seguridad informática como un servicio de consumo mensual
Las empresas están prefiriendo contratar la seguridad informática como un servicio de consumo mensual
Marcela Mendoza Riofrío

Periodista

marcela.mendoza@comercio.com.pe

A nivel internacional en el 2019 quedó clara la tendencia de migrar las inversiones de hacia entornos cloud. Tal como sucede con otro tipo de software, la caja está siendo desfasada por la moda de pagar por un servicio alojado y gestionado desde la nube. Y es una tendencia que se mantendrá en los próximos tres años con un ritmo de crecimiento de 8%, sostienen los analistas de IDC.

En la región también estamos siguiendo esta tendencia. La venta de soluciones cloud de seguridad se han cuadruplicado en el último año, advierte Oscar Chávez-Arrieta, vicepresidente de Sophos para Latinoamérica.

Precisa que ellos llevan cuatro años ofreciendo soluciones cloud e Inteligencia Artificial (IA) en América Latina y que están abocados a ser entendidos como una empresa de servicios. En el último año, añade, han visto que, lejos de estar solos en la tarea, se ha dado un incremento en este tipo de ofertas por parte de sus rivales.

Y si bien la tendencia es a la sofisticación en las soluciones, en la región se ha observado un aletargamiento. El mercado total de ciberseguridad en la región es de US$3.700 millones y crece a un ritmo de 14%, lo cual es menos de lo registrado años anteriores (80% en tres años).

En el Perú, añade Chávez-Arrieta, el mercado de ciberseguridad era de US$180 millones y se esperaba que creciera un 22% y llegue a US$220 millones en el 2021. Sin embargo, el ritmo se ha ralentizado y no es muy posible que alcancemos dicha cifra.

Recalcó que el problema local va más allá de la desaceleración económica y recae sobre la falta de valores en las corporaciones. “Prima una filosofía de irresponsabilidad social que urge modificar”, enfatiza.

Oscar Chavez-Arrieta, vicepresidente de Sophos para Latinoamérica, considera que la reciente venta de la marca será provechoso para los clientes locales.
Oscar Chavez-Arrieta, vicepresidente de Sophos para Latinoamérica, considera que la reciente venta de la marca será provechoso para los clientes locales.

PERSPECTIVAS DE LA MARCA

La compañía británica Sophos fue comprada, a fines del 2019, por el fondo de inversión estadounidense Thoma Bravo por unos US$3.900 millones. Dicha operación ya fue validada por los accionistas y solo resta recibir la aprobación final de los reguladores, que se dará en este primer trimestre del año.

Shopos, que cuenta con 400.000 clientes en todo el mundo y presencia en varios países de América Latina, ha visto duplicar su valor de mercado desde 2015 y planea mantener el ritmo de trabajo e inversiones previstas antes de la venta. En la región este año se realizarán las inversiones previstas: de entre US$4 millones y US$6 millones.

El fondo Thoma Bravo ha adquirido más de 200 compañías de tecnología durante sus 40 años de historia. En muchas ocasiones compran las compañías, las re-potencian y luego las vuelven a vender o las sacan de nuevo a la bolsa. Esto, opina Oscar Chávez-Arrieta, es un buen augurio y les da tranquilidad sobre el futuro de la marca, lo cual será provechoso para los clientes locales.