Si los clientes tienen algún nivel de afectación, los mejor es que se acerquen a las entidades financieras para negociar las alternativas que tienen antes de caer en incumplimiento.
Si los clientes tienen algún nivel de afectación, los mejor es que se acerquen a las entidades financieras para negociar las alternativas que tienen antes de caer en incumplimiento.
María Claudia Medina

Desde que inició el Estado de Emergencia, la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP () dispuso que las entidades financieras dieran facilidades para reprogramar y y las reprogramaciones han superado el 40% de la cartera en todas las entidades del sistema, pero con cada mes vencido, el incumplimiento tiende a crecer.}

MIRA: Servicio de delivery se mantendrá los domingos durante la inmovilización obligatoria

Según Fátima Villavicencio, socia del Estudio Muñiz, si bien buena parte de la población ha perdido sus ingresos y muchos de ellos estaban dentro del sistema financiero, la cartera comprometida con los créditos que el Estado ha garantizado, como Reactiva Perú, todavía no caerá en incumplimiento por los plazos que se les ha otorgado.

“En el tema de Reactiva Perú, por ejemplo, se tiene la garantía del Estado e incluye un plazo de 12 meses de gracia en capital e intereses, en este caso, en un año recién se verá si la empresa podrá pagarlo o no, especialmente en los sectores que aún no han vuelto a labores como turismo o entretenimiento”, comentó.

La recomendación para los clientes con algún nivel de afectación es que se acerquen a las entidades financieras con negociar las alternativas que tienen antes de caer en incumplimiento, porque se han dado más facilidades, pero las clasificaciones de riesgo no han variado.

“Se ha tenido más ampliaciones de plazo para permite al deudor tener una cuota más pequeña, pero a un plazo más amplio. El inconveniente de eso es que a veces se puede pagar más, entonces cada usuario tiene que hacer una evaluación consciente”, indicó.

TENDENCIA MENSUAL SEGÚN LA ECONOMÍA

De acuerdo con Ana Vera Talledo, gerente general de Kobsa, las facilidades dispuestas en la resolución SBS No. 1870-2020, permiten condiciones de pago muy flexibles, que se van a extender hasta el 31 de agosto, pero dado que la economía aún no se reactiva del todo, el incremento de la morosidad será gradual, según se cumplan las fechas en cada cartera.

“Estamos en 3,4% (de mora) para junio, porque se ha quedado todo congelado. Cada mes, conforme se reanude la economía, con el nivel de desempleo que ha habido, considero que un 30% de clientes cada mes va a tener dificultades económicas para pagar sus consumos”, explicó.

Estimó que, desde setiembre, el incremento de la mora sería de un punto porcentual y medio hasta los dos puntos por mes, si es que la reactivación económica no mejora.

Consideró que la principal solución va a venir por la reactivación económica, ya que la regulación financiera ha sido de las más abiertas y flexibles para enfrentar la crisis, en toda la región. Sin embargo, precisó que a largo plazo deberá pensarse en una solución para la cartera que caiga en pérdida.

MIRA: Alicorp reporta caída de 7,6% en sus ventas en el segundo trimestre del año

TE PUEDE INTERESAR

MIRA TAMBIÉN

Conoce cómo será la atención en los restaurantes