Módulos Temas Día

Sirio vivió 7 meses en un aeropuerto de Malasia y acabó recibiendo asilo en Canadá

Tras permanecer siete meses en el área de llegadas del aeródromo de Kuala Lumpur, Hassan al Kontar finalmente tiene un nuevo hogar. Las autoridades de Canadá le concedieron asilo político, poniendo fin a la lucha del hombre de 37 años por escapar de la guerra en Siria

Su larga espera por conseguir un nuevo lugar dónde vivir finalmente tuvo respuesta.

Hassan al Kontar, un sirio de 37 años, pasó siete meses en un limbo al vivir la mayoría del tiempo en un aeropuerto de Malasia. Pero este lunes por la noche consiguió llegar a Canadá.

Las autoridades migratorias de ese país le brindaron asilo político, lo cual garantiza que Al Kontar no será devuelto a Siria, de donde huyó para escapar de la guerra.

Su situación atrajo la atención mundial después de que empezara a publicar videos desde el Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur.

Allí pasó la mayor parte de los últimos siete meses, durmiendo en el área de llegadas del aeropuerto y alimentándose con la comida donada por personal de las aerolíneas.

Pero este lunes publicó un video desde el aeropuerto de Taiwán, en donde hizo una escala camino a Vancouver, Canadá.

"Durante los últimos ocho años pasé por un camino largo y difícil. Los últimos 10 meses fueron duros", dijo en su mensaje en inglés, en el que pidió las oraciones de sus seguidores por los refugiados del mundo.

Las organizaciones British Columbia Muslim Association y Canada Caring Society lo apoyaron en su proceso para que viajara a Canadá como refugiado.

Al Kontar pasó los últimos dos meses en un centro de detención de Malasia, por lo que sus benefactores canadienses trataron de acelerar su caso.

"Es una gran sensación de alivio, aún un poco increíble", dijo a la BBC Laurie Cooper, voluntaria de Canada Caring Society horas antes de que al Kontar comenzara su viaje.

"Su situación es muy representativa de los desafíos que enfrentan todos los refugiados en todo el mundo. Es cada vez más difícil para ellos encontrar un lugar seguro para vivir. Él es uno de los afortunados", señaló.

Varias organizaciones de derechos humanos defendieron el caso de Al Kontar. Una petición en línea lanzada por la Canadian Caring Society para que el país norteamericano le otorgara asilo obtuvo más de 62.000 firmas.

Su lucha por evitar Siria

Al Kontar trabajaba como gerente de seguros en Emiratos Árabes Unidos cuando estalló la guerra en Siria en 2011.

No pudo renovar su pasaporte porque no había completado el servicio militar en su país. No quería regresar por el temor a ser arrestado u obligado a unirse al ejército.

Además, es miembro de la minoría religiosa de los drusos, la cual es perseguida por extremistas.

En octubre publicó un video con fotos sobre su vida.

Al quedarse de forma ilegal en Emiratos Árabes Unidos, fue arrestado en 2016.

En 2017 logró obtener un nuevo pasaporte con el que viajó a Malasia, uno de los pocos países del mundo que concede la entrada a los sirios sin necesidad de visado.

Obtuvo un permiso de estancia por tres meses en ese país.

Cuando expiró, trató de volar a Turquía, pero no se le permitió abordar su avión. Entonces fue a Camboya, pero las autoridades de ese país lo devolvieron a Malasia.

Al Kontar, originario de Suweida, al sur de Damasco, había solicitado previsamente asilo en Ecuador y Camboya, pero no tuvo éxito.


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada