Clinton y Trump movilizan a sus electores en la recta final
Clinton y Trump movilizan a sus electores en la recta final

Cuando faltan solo tres días para las elecciones en Estados Unidos, y focalizaron su atención en un puñado de rincones del país donde volcarán todo lo que tienen para movilizar a sus votantes y terminar de construir una diferencia definitiva para ganar la Casa Blanca.


La contienda está abierta. Hillary, recostada en una campaña más pulida y profesional, aún tiene una ventaja sólida, aunque no decisiva, mientras que Trump parece contar con el último impulso en la recta final al 8 de noviembre.

El promedio de encuestas que mide el voto popular del sitio RealClearPolitics, el termómetro político de la campaña, le daba ayer una ventaja mínima a la demócrata: 46,7% frente a 45% del magnate.

Los pronósticos sobre la composición del Colegio Electoral, el órgano que elige al presidente, también se mantienen favorables a Hillary. El modelo del sitio FiveThirtyEight, de Nate Silver, el más cauto respecto de las probabilidades de éxito de la demócrata, le daba un 65,1% de probabilidades de triunfo, por debajo del 90% que tenía antes del tercer y último debate presidencial, en Las Vegas.

Otro dato a favor de la ex secretaria de Estado: el "voto anticipado". Hasta ayer, unas 37 millones de personas habían sufragado, mostrando algunas tendencias que sembraron optimismo en el campo demócrata.

La elección se decidirá según quién vota y quién se queda en su casa. Robby Mook, jefe de campaña de Clinton, dijo ayer en una conferencia telefónica que en Florida, Nevada y Carolina del Norte, tres estados cruciales, veían una buena participación de lo que llamó la "Coalición Clinton": hispanos, afroamericanos, asiáticos, jóvenes, mujeres y graduados universitarios.

Calculadora en mano, los demócratas creen que Hillary ganará en suficientes estados como para alcanzar los 270 votos necesarios para obtener la mayoría en el Colegio Electoral y, así, la Casa Blanca. Pero en varios estados las ventajas de las encuestas distan de ser decisivas, y el mapa se ha corrido hacia Trump en los últimos días. Y ante lo que ocurrió en los referéndum en Gran Bretaña o en Colombia con los errores de las consultoras, muchos miran los sondeos con cautela.

Hillary tiene su ejército de voluntarios y el talento de los demócratas para movilizar a sus votantes. Y además de eso, y de las figuras partidarias que recorrerán el país por ella, también tiene artistas: Jay Z, Cher, Jon Bon Jovi, Katy Perry y Stevie Wonder tocarán en distintas ciudades para arengar a los votantes. Trump, con una campaña más chica y desorganizada, confía en su magnetismo para encender a su gente.

Las próximas 72 horas dejarán al descubierto el epílogo del juego de ajedrez electoral desplegado por cada campaña para alcanzar el triunfo.

Ambos candidatos se moverán solo por siete estados: Florida, Carolina del Norte, Nevada, Iowa, Ohio, Pensilvania y New Hampshire, uno de los "estados pendulares" más chicos, que en los últimos días cobró una enorme importancia.

New Hampshire es uno de los estados que integra el cortafuegos de Clinton en el nordeste del país, junto con Maine. Trump quiere quitarle ambos e intentar sumar los estados del Sur y el "Rust Belt" para ganar el Colegio Electoral. Un dato: Trump cerrará su campaña en New Hampshire, el mismo día que el presidente Barack Obama hará campaña para la ex primera dama.

Ayer ya estuvo allí, en un acto de campaña en Atkinson, donde volvió a atacar a Clinton por el mailgate, el escándalo de los correos electrónicos.

"¿Cómo puede administrar el país si no puede administrar su correo electrónico?", preguntó Trump. "Qué lío..., qué lío..., ¡¿y para qué?! Va a ser investigada por años", aventuró. Su multitud repitió el canto que se escucha en casi todos sus actos: "¡Métanla presa! ¡Métanla presa!".

Hillary tiene más rutas que Trump para llegar a los 270 votos. Además del Nordeste, su campaña confía en capturar Nevada, gracias a una mayor afluencia de votantes hispanos, y también Carolina del Norte, donde ya sacó una ventaja en el voto anticipado, según The New York Times. Aun si pierde en esos dos estados y en Ohio y en Florida, pero retiene el Nordeste, será la ganadora.

Hillary viajará hoy a Florida, mañana irá a Ohio y New Hampshire, y el lunes tendrá su gran cierre de campaña en Filadelfia, Pensilvania, junto a Obama, Michelle Obama, Bill Clinton y su hija, Chelsea.

Trump, más apremiado, pero con mayor impulso en los últimos días, tendrá un recorrido más largo. Arrancará su fin de semana en Florida, y luego viajará a Carolina del Norte y Nevada. Mañana solo tiene previsto un acto en Iowa. Pasado mañana volverá a Carolina del Norte, para cerrar luego su campaña en Manchester, New Hampshire, junto a su compañero de fórmula, Mike Pence.

Fuente: La Nación, GDA

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO...