Módulos Temas Día

La carta que el papa Francisco intercambió con joven de Iquitos

Antes de su visita al Perú, el papa Francisco escribió "prometo sentirme charapa" a un joven catequista de Iquitos. Esta es la historia

A las 8:30 a.m. de un jueves de noviembre de este año, Renzo Roberto Villacorta Ríos, un joven catequista de 20 años de edad, recibió en su casa la visita del obispo de Iquitos, Monseñor Miguel Oloartúa Laspra. No imaginaba que la autoridad eclesiástica llevaba con él una carta escrita por el mismo papa Francisco a pocas semanas de su visita al Perú.

Renzo Villacorta contó que en el año 2016 su hermano Raúl, quien radica en Bélgica desde hace varios años, decidió invitarlo a conocer Europa. 

En el marco de esta visita, Renzo le pidió hacer una parada en la Jornada Mundial de Jóvenes (JMJ), que se llevó a cabo en julio del año 2016 en la ciudad de Cracovia (Polonia). Uno de los sueños de Renzo era conocer al Sumo Pontífice y entregarle una escultura característica de la región de Loreto: un palo sangre (madera dura, originaria de la selva peruana) para que adorne su escritorio.

Una vez en Polonia, Renzo pudo participar durante tres días en las actividades de catequesis dictadas por sacerdotes y arzobispos, entre ellos Roberto González, arzobispo de San Juan de Puerto Rico, con quien mantuvo varias charlas y le hizo una petición: llevar un regalo simbólico al papa Francisco, así como una carta en la que señalaba los siguiente: 

"Su Santidad, Papa Francisco:
Aún recuerdo hace tres años atrás un 13 de marzo del 2013, Su Santidad fue elegido como el Sumo Pontífice, aquella tarde aquí en Perú, yo almorzaba por el día de mi cumpleaños y recuerdo que emocionado nos levantamos de la mesa con lágrimas inexplicables viéndolo saludar desde el balcón de la santa sede. Aquella experiencia y fe me trajeron aquí a Polonia, a la Jornada Mundial de Jóvenes, buscando su bendición y renovar mi fe. Hallé milagros en los corazones de las personas que desde un inicio me tendieron la mano, ángeles vestidos de humanos que guiaron mis pasos; llegué a conocer a uno que me cambió y sin duda alguna ha cambiado a muchos, habló de su excelencia el arzobispo Roberto González de San Juan de Puerto Rico, quien me ayudó a hacerle llegar este obsequio hacia su santidad, sé que no soy digno de hacerle presente un regalo con todo el cariño de mi ciudad, mi familia y mío. Siempre supe en cada palabra suya que usted ama mucho a los jóvenes como yo y en el obsequio podrá ver una canoa que sirve de transporte por los ríos y para la pesca, su santidad para mi significa un pescador de jóvenes que nos conduce a la misericordia de Dios, está hecho de una madera llamada palo sangre, hace años el Santo Papa San Juan Pablo II, visito mi país y mi ciudad y emocionó a todo un pueblo que vivía en la época del terrorismo con estas palabras: “El Papa se siente charapa”, y así nos conocen en el Perú a los iquiteños, aquel día bendijo una cruz de esa madera a que hoy se la entrego. Siempre en mis oraciones".

Esta carta llegó hasta el Vaticano y, aunque transcurrieron varios meses desde entonces, el pasado noviembre Monseñor Olaortúa Laspra le entregó a Renzo una caja que contenía un rosario y un manuscrito del papa Francisco en el que se leía lo siguiente:

"Querido hermano:
Tu carta y tu presente, antes de llegar a mis manos, caminaron mucho. Hace poco me lo trajo a Roma el arzobispo de San Juan de Puerto Rico, Roberto Gonzales. Como ves, tarde pero seguro. Gracias por tu carta, por lo que me decís en ella. Se ve que la bendición del señor te acompaña en la vida. Te prometo rezar por ti para que te siga acompañando.
Y, por favor, no dejes de rezar por mí para que sea fiel a la voluntad de Dios. En enero del próximo año iré a Perú. En el programa del viaje no está prevista la ciudad de Iquitos…pero te prometo sentirme charapa desde lejos, acordarme de ti y enviarte una bendición. Que Jesús te bendiga y la Virgen Santa te cuide. Fraternalmente. Francisco".

Antonia Ríos Vargas, madre de Renzo, comentó que su hijo buscó todos los caminos para lograr enviar un regalo desde Loreto al papa Francisco.

“Mi hijo siempre buscó por todos los medios llegar a entregar el presente y Dios puso en su camino a personas idóneas para lograr dar un regalo al papa Francisco, siendo una bendición divina”, dijo Ríos Vargas.

La familia Villacorta Ríos aseguró que la carta será enmarcada para el recuerdo de sus familiares y tratarán de estar presentes en la ciudad de Lima cuando el Sumo Pontífice visite la capital.

Finalmente, el Monseñor Miguel Olaortúa confirmó la autenticidad del manuscrito y aseguró que Renzo es un joven ejemplo por la perseverancia, paciencia y dedicación que puso en su camino para comunicarse con el Sumo Pontífice.

MÁS DE PERÚ

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías