La transmisión aérea del coronavirus fue aceptada hace pocos meses. (Pixabay)
La transmisión aérea del coronavirus fue aceptada hace pocos meses. (Pixabay)
Redacción EC

Durante los primeros meses de pandemia, las agencias sanitarias, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), no consideraron que los aerosoles fueran una vía de transmisión del SARS-CoV-2. Sin embargo, con el avance de la ciencia y la aparición de nueva evidencia, en julio pasado esa agencia empezó a considerar tal mecanismo como uno más que debía tenerse en cuenta.

MIRA: El COVID-19 se transmite por el aire, por Elmer Huerta

Ahora se habla de que cuando un infectado habita un espacio sin protección y habla, tose o grita puede expulsar gotículas microscópicas que quedan suspendidas en el aire y podrían ser respiradas por otros.

Y si bien hace poco una revisión sistemática financiada por la OMS concluyó que la falta de muestras de cultivos virales recuperables de SARS-CoV-2 en el ambiente impide que se extraigan conclusiones firmes sobre la transmisión aérea, responde que dicha conclusión va en contravía de los hallazgos sobre esta vía de infección.

MIRA: COVID-19 en el Perú: ¿es cierto que la enfermedad está afectando más a los jóvenes en la segunda ola?

De hecho, el comentario ratifica que existen pruebas sólidas para decir que la transmisión por aerosoles es la principal vía de infección del COVID-19.

El documento, firmado por seis expertos del Reino Unido, Estados Unidos y Canadá, dice con claridad que la transmisión del Sars-CoV-2 a través de partículas suspendidas se convierte en el protagonista más importante dentro de la propagación de la pandemia.

MIRA: ¿Es seguro que las mujeres embarazadas reciban vacunas contra el COVID-19?

Con base en lo anterior, los expertos consideran que es obligatorio que la OMS y otras agencias sanitarias adapten esta evidencia a las medidas que se aplican para contener la transmisión del virus. El artículo detalla 10 razones que sustentan sus hallazgos.

1. Eventos y propagación

Los investigadores dicen que se encontraron contagios masivos en sitios que congregan personas, como restaurantes, reclusiones, hospicios para personas mayores y espectáculos corales. Estas infecciones no se explicaban adecuadamente por los mecanismos normales, como las gotas que se producen en el contacto directo o superficies contaminadas, por lo cual se sugirió que la vía aérea tuvo un papel determinante.

2. Contagio sin cercanía

Según los investigadores, en algunos casos se documentó la infección de dos personas que no tuvieron cercanía y que ni siquiera llegaron a cruzarse, lo cual fue corroborado por la mala ventilación en un hotel con personas que se encontraban en cuarentena.

3. Efecto de asintomáticos

Al analizar personas sin síntomas o en fase presintomática, se encontró que algunas sin tos, estornudos o aumento de la respiración pudieron contagiar a otras, de lo que se infiere que al hablar se producen miles de partículas y pocas gotas grandes que fortalecen la hipótesis de la transmisión predominantemente aérea.

4. En espacios cerrados

Se ha demostrado también que las infecciones en lugares cerrados tienen 20 veces más riesgo de que ocurran que en los exteriores y que, por el contrario, esto se reduce de manera significativa cuando estos espacios tienen adecuada ventilación que permite que el aire en circulación diluya la concentración del virus en el ambiente.

5. Alta concentración viral

Otra evidencia son las infecciones en sitios donde se aplican las medidas convencionales de protección, como en hospitales, en los que la distancia y el cuidado frente a gotículas grandes hacen suponer que muchas infecciones se dan por partículas muy pequeñas que están en suspensión, se inhalan y sobrepasan estas barreras.

6. Presencia en el aire

Se ha demostrado igualmente que el SARS-CoV-2 puede permanecer durante varias horas en el aire y con capacidad de contagio. Y aunque los investigadores insisten en que esto requiere más estudios, plantean que ello sería un elemento fundamental a la hora de evaluar la transmisión y sugieren que se realicen cultivos o muestreos del virus en el ambiente, algo que apenas se inicia.

7. Virus en filtros

Al encontrar trazas del nuevo coronavirus en los equipos de ventilación, los investigadores sugieren que a estos sitios solo se puede llegar mediante aerosoles, por lo que algunos expertos consideran que estos hallazgos deben ser un llamado de alerta para prevenir contagios en un área específica.

8. Otras pruebas

Los investigadores que publicaron el artículo en The Lancet también encontraron que el virus en otras especies pudo contagiar a individuos que estaban en jaulas separadas, lo que refuerza la teoría de la relevancia de la transmisión aérea.

9. Otras vías de transmisión

Los científicos sostienen que las gotas respiratorias y el contacto con superficies siguen siendo vías de contagio, pero tienen una evidencia más limitada. Al respecto afirman que las gotículas pueden favorecer contagios por proximidad, aunque también por aerosoles concentrados. Y en cuanto a las superficies contaminadas, se ha demostrado que esta vía es rara y casi improbable.

10. Puntos en contra

El estudio remata diciendo que si bien no se han presentado pruebas sólidas o consistentes para refutar la transmisión aérea del Sars-CoV-2, es cierto que algunas personas no se han infectado a partir de compartir aire con infectados (lo cual estaría en contra de esta teoría). Sin embargo, el artículo sostiene podría explicarse por una combinación de factores en los que juegan la concentración viral, condiciones ambientales, particularidades genéticas y personales de algunos casos primarios y la carga viral del infectado, entre otros. Por eso es necesario que se realicen más investigaciones al respecto.

El artículo concluye que es un error científico utilizar la falta de evidencia directa del SARS-CoV-2 en algunas muestras de aire para poner en duda la transmisión aérea mientras se pasa por alta la calidad de la evidencia general. En todo caso, aseveran que ya hay pruebas sólidas de que el coronavirus se transmite por el aire.

Aunque hay otras vías que pueden contribuir, creemos que la aérea es la dominante. La comunidad de salud pública debe actuar en consecuencia y sin más demora”, escribieron.

Vale decir que cada día saldrán más evidencias sobre el asunto, y por eso es tan importante evaluarla conforme sea analizada por pares o con investigaciones que permitan tener más herramientas para la toma de decisiones.

El Tiempo, Colombia/GDA

VIDEO RELACIONADO

Turismo de vacunas: Latinoamericanos viajan a Estados Unidos para inmunizarse contra la COVID-19

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter: