Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Desde hace mucho tiempo he buscado tener un televisor en la sala de mi casa. Pero, la solicitud me ha sido constantemente rechazada (guiño, guiño). Sin embargo, hace unas semanas llegó para evaluación el portátil M2 de Viewsonic.

LEE TAMBIÉN: Focos LED Smart, una forma sencilla e inteligente de iluminar la casa | ANÁLISIS

Por su tamaño, su sencillez en la conexión y su casi inexistente necesidad de condiciones especiales para usarlo, me pareció que es una alternativa muy interesante. ¿Valdrá la pena la inversión por este nuevo ? A continuación, te voy a contar mi experiencia con el M2 de Viewsonic, para que decidas si es lo que estabas buscando.

Este es el aspecto del proyector smart LED Viewsonic M2. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Este es el aspecto del proyector smart LED Viewsonic M2. (Foto: Bruno Ortiz B.)


ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

MODELOViewsonic M2
DIMENSIONES224 mm x 224 mm x 51 mm
PESO1,32 kilos
RESOLUCIONESVGA (640 x 480)
Full HD (1920 x 1080)
4K (3840 x 2160)
BRILLO1.200 LED Lúmenes
CONTRASTE3′000.000:1
TIPO DE LUZLED
VIDA ÚTILMás de 30.000 horas
ALMACENAMIENTO INTERNO16 GB (10 GB disponibles)
COMPATIBILIDADHDTV
480i, 480p,
576i, 576p,
720p,
1080i, 1080p,
2160p
CONSUMO DE ENERGÍANormal 74W En espera < 0,5W
TEMPERATURADurante funcionamiento entre 0° C y 40°C



EL UNBOXING


DISEÑO

Una de las características más importantes de este M2 de Viewsonic es su diseño compacto y super portátil. En cuanto a sus dimensiones, parece uno de esos pequeños reproductores de DVD de bajo costo, que podíamos encontrar hace unos años en muchos lugares. Aquí viene la primera ventaja: se puede llevar en un pequeño maletín -que viene incluido en el empaque- sin causar molestias.

Pero se le ve muy elegante: tiene esquinas redondeadas y el color dorado en los bordes y alrededor del equipo. En la parte superior tiene una cubierta oscura con la marca impresa en la zona central.

El proyector smart LED Viewsonic M2 cuenta con un parante que permite ajustar el ángulo de proyección. (Foto: Bruno Ortiz B.)
El proyector smart LED Viewsonic M2 cuenta con un parante que permite ajustar el ángulo de proyección. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Al frente, junto al lente, hay algunos sensores y el parlante Harman/Kardon. En la parte posterior están todos los conectores (USB-A, USB-C, HDMI, MicroSD, el cable de poder, etc.). En la cara inferior se encuentra esta especie de asa que sirve como apoyo para el proyector. Asimismo, hay una rosca que puede usarse para colocarlo sobre un trípode, y cuatro patitas de goma adicionales que pueden ser retiradas dejando más roscas disponibles si se quiere colocar el sujeto al techo.

DESEMPEÑO

La instalación y la configuración del Viewsonic M2 son bastantes sencillas. ¿Es necesario conectarle una fuente de imagen al aparato? No. Pese a que cuenta con una amplia gama de conectores, al incluir un ‘dongle’ que le sirve como antena Wi-Fi, el proyector se puede colgar de la red inalámbrica de la casa u oficina y, tras encenderlo, nos mostrará un menú basado en Android bastante intuitivo.

Podrás acceder directamente a Netflix, a YouTube o a otras aplicaciones que estén disponibles en su tienda. De esa manera, el proyector tendrá bastante independencia en su funcionamiento y el único cable que deberás conectarle es el de poder.

El control remoto es muy parecido en su diseño al de los televisores de Samsung (sobre todo por su ruedita principal). Nos permitirá -además de subir y bajar el volumen- seleccionar la fuente de la imagen, navegar entre los menús de configuración, etc.

Una cosa que me gustó bastante es que no necesité alejar demasiado el para lograr un buen tamaño. Con colocar el aparato a casi 1,70 m de distancia de una pared (no blanca, sino de un tono verde olivo), logré un área de proyección superior a las 75″, con mucha nitidez y colores muy brillantes. Para obtener mejores resultados, según la distancia, se debe navegar en la configuración para ajustar los bordes y ángulos de la proyección. Aunque la organización de los diferentes menús puede parecer algo complicada, con un poco de paciencia se llega al adecuado y se empieza a modificar los valores.

Como otros proyectores, cuenta con calibraciones de color predeterminadas, que permite mejorar la calidad si es que se trata de una película, contenido de televisión o un videojuego, por ejemplo.

LEE TAMBIÉN: Galaxy A32, un gama media baja que le pone sabor a la competencia | ANÁLISIS

En cuanto al audio, me sorprendió bastante. Con otros proyectores muy baratos me he llevado algunos fiascos, pero en este caso el altavoz incorporado es bastante eficiente. Claro, puede que no sea suficiente en una sala muy grande llena de gente, pero para una tranquila es suficiente. Igual, recordemos que cuenta con la posibilidad de emparejarse vía Bluetooth con otros dispositivos. Lo emparejé con un equipo KFS-600 de KlipXtreme sin problemas y, claro, mejoró la potencia del sonido. Ah, me olvidaba: el equipo es muy silencioso.

Así luce el control remoto que incluye el proyector smart LED Viewsonic M2. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Así luce el control remoto que incluye el proyector smart LED Viewsonic M2. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Durante este tiempo de prueba compartí contenido sobre este proyector Viewsonic M2 en mis redes sociales y muchos me preguntaban qué tal le iba en habitaciones muy iluminadas. Aunque yo lo probé mucho en una sala, incluso encendiendo las lámparas y luces principales cercanas, las imágenes aún podían ser vistas. Pero hay que recordar que siempre se tendrán mejores resultados con la menor iluminación posible en el espacio utilizado. No podemos ver este aparato como algo que podamos usar al aire libre y en pleno día soleado. Sin embargo, es compatible para hacia la parte posterior de un écran.

MIRA: Hytera PNC 370, un push-to-talk que aprovecha al máximo la conectividad | ANÁLISIS

CONCLUSIONES

En mi opinión muy particular, el LED Smart Viewsonic M2 es un muy buen dispositivo, que permite convertir prácticamente cualquier espacio disponible en una sala de proyección. Cuenta con mucha versatilidad con respecto a la fuente de la imagen y, a la vez, mucha independencia al poder conectarse directamente a una red Wi-Fi y reproducir contenido en streaming o localmente. La maletita que viene incluida es el accesorio ideal para llevarlo a cualquier lado.

¿Tiene puntos en contra? Para lo que yo estaba buscando (algo que me permitiera consumir contenido multimedia sin necesidad de colgar un televisor en la sala), este cumple con todo. Sin embargo, por el precio (S/ 2.990), será el cliente quien deberá decidir qué es lo que realmente necesita y si es que la inversión vale la pena.


TE PUEDE INTERESAR


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER


SÍGUENOS EN TWITTER...