Redacción EC

ha brillado en la gala de Cambridge con una de las joyas más preciadas de la realeza británica. Se trata de la tiara “Lover’s Knot”, creada en el año 1913 por la reina Mary, y heredada a la reina Isabel II -su nieta- en el año 1953.

Además de su imponente legado, esta pieza corresponde a una de las joyas más amadas por la princesa Diana de Gales, quien la recibió como regalo de boda en el año 1981, en manos de la reina Isabel II. Después de ello, Lady Di la lució en innumerables ocasiones.

Middleton la lució por primera vez en un acto en el National Portrait Gallery en el 2014, y desde entonces se ha sumado a la lista de joyas más representativas de la duquesa en eventos especiales. Para la última ocasión, ha sido complemento perfecto de un vestido de terciopelo azul configurado por Alexander McQueen.

Para más datos y fotografías de la icónica tiara Lover’s Knot, visita la galería que se encuentra al inicio de esta nota.