Los Warriors de Curry, una dinastía con malos contratos que le quitó un récord a los Bulls de Jordan | Fuente: EFE
Los Warriors de Curry, una dinastía con malos contratos que le quitó un récord a los Bulls de Jordan | Fuente: EFE
Leonardo Torres Cueva

Tras el estreno mundial de los dos primeros episodios de la serie “The Last Dance”, salió a decir que “dos de los principales equipos de la historia fueron construidos en base a malos contratos”. El ala pivot de los dejó entrever que los tuvieron una dinastía similar a la de los. Si bien en títulos el balance es a favor de los toros, hay una estadística en la cual se basa Green para intentar colarse entre los grandes equipos: 73-9.

El ala pivot de los Warriors afirmó que tanto en los Bulls de los 90 como los Warriors de los últimos seis años fueron construidos en base a malos contratos.

La serie “The Last Dance” cuenta detalles poco conocidos de la temporada 1997-98, la última temporada dorada de los Bulls de Michael Jordan, comandados desde el banco por Phil Jackson y con jugadores de renombre como Scottie Pippen y Dennis Rodman. También estaba en ese equipo el actual entrenador de los Warriors, Steve Kerr.

Jordan y Pippen, una gran sociedad de los exitosos Bulls de Chicago.
Jordan y Pippen, una gran sociedad de los exitosos Bulls de Chicago.

En la serie se especifica que una de las estrellas del equipo, Scottie Pippen, tenía un contrato de siete largos años y solo 18 millones de dólares asegurados, siendo el número 122 en la lista de salarios en toda la liga. El equipo tenía a Michael Jordan como su jugador mejor pago, ganando unos exorbitantes 33 millones de dólares. Luego estaban Ron Harper y Toni Kukoc, ambos con 4,6 millones, seguidos por Dennis Rodman (4,5 mlls.) y Luc Longley (3,2 mlls.). ¿Y Pippen? Aparecía sexto, con 2,8 millones por año.

“Sentía que no podía arriesgarme a apostar por mi salud. Podía sufrir una lesión y no ser capaz de proveer a mi familia. Tenía que asegurarme que iba a poder cuidar a mi gente”, afirmó Pippen en el segundo capítulo de la serie.

Con seis anillos y memorables momentos, los Bulls de Chicago se erigieron como la dinastía más importante en la historia de la NBA, por delante de los Showtime Lakers de 'Magic’ Johnson, Jamer Worthy y Kareem Abdul Jabbar o los Celtics de Larry Bird, Kevin McHale y Robert Parish. Sin embargo, en la era contemporánea apareció un equipo que ‘cambió’ el juego y con un récord importante pugnan por entrar en esa conversación: los Golden State Warriors de Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green.

Stephen Curry, el MVP que cobró 11 millones por temporada

Cuando Draymond Green se animó a comparar a sus Warriors con los Bulls en cuanto a contratos, se refería al símil entre Scottie Pippen y Stephen Curry. Uno de los dos ‘Splash Brothers’, cuando se encontraba en pleno asenso, firmó un contrato de cuatro temporadas por 44 millones en el 2013.

Para que se entienda el contexto, LeBron James firmó en el 2010, cuando aun los contratos no eran excesivamente elevados, por seis años y 109 millones con el Miami Heat.

Sin embargo, la comparación de Green queda corta cuando habla de ambas realidades: ajustadas a su contexto, Pippen era el 122º de la liga, mientras que Curry estaba más arriba, en dicho caso, el 122º fue Marco Bellineli con 6 millones por año.

Stephen Curry lideró a los Warriors en la NBA. Fue nombrado MVP de la temporada regular gracias a sus grandes desempeños en el campo, ha sido el único en ganar el galardón de forma unánime | Foto: AP
Stephen Curry lideró a los Warriors en la NBA. Fue nombrado MVP de la temporada regular gracias a sus grandes desempeños en el campo, ha sido el único en ganar el galardón de forma unánime | Foto: AP

Volviendo a los Warriors, estos dominaron la NBA desde la temporada 2014-15 hasta la 2019-20: cinco viajes consecutivos a las finales, tres títulos y el mejor récord en una temporada regular con 73 partidos ganados (solo 9 perdidos) en la 2015-16. Lo único que mancha ese registro es que cayeron en las finales, tras obtener una ventaja de 3-1, frente los Cavaliers de LeBron James.

Existe un apunte que podría colocar a los Warriors en la conversación entre los más grandes. Comparar épocas es muy complicado y las estadísticas pueden ser ponderadas de distintas formas: anillos, partidos ganados, puntos, defensa, calidad de jugadores, número de MVP’s, nominados al All Star, mejores entrenadores, etc. Lo que sí es innegable es el cambio que introdujo el equipo de Steve Kerr a la NBA: la precisión, devoción y ejecución de los tiros de tres puntos; comandados por Stephen Curry, quien va camino a ser el jugador con más triples encestados de la historia, y Klay Thompson.

Bajo este paradigma, sobre qué le aportaron al juego, los Warriors merecen por lo menos ser mencionados en dicha conversación. Habrá que esperar que se recuperen Curry y Thompson para ver qué hacen los directivos en cuanto a la reconstrucción del equipo. Ambos aun tienen mucho por dar, pero los mánagers deben ser muy certeros para captar talento y estirar la dinastía del equipo de los guerreros.

MÁS EN DT...

NO DEJES DE VER