Waldo Mendoza, ministro de Economía y Finanzas. (Foto: Diana Chávez | GEC)
Waldo Mendoza, ministro de Economía y Finanzas. (Foto: Diana Chávez | GEC)
Redacción EC

El ministro de Economía y Finanzas, Waldo Mendoza, advirtió que la propuesta del Congreso para establecer topes a las tasas de interés no beneficiaría a los ciudadanos, sino a los usureros.

Hoy, el parlamentario de Podemos, José Luna, incluyó a último hora la propuesta para el debate en el Pleno, sin dictamen de la comisión de Economía ni opinión favorable del BCR, MEF o SBS.

“La ley va a hacer que los más modestos no lleguen a prestarse. Por necesidad van a ir al mercado informal, y ahí van a saber lo que es usura, por culpa del Congreso”, anotó Mendoza en diálogo con Canal N.

El economista explicó que, al imponer topes, los bancos no van a querer prestar dinero y estas bajas tasas de interés solo las disfrutarán la gente con mayores recursos. Los ciudadanos de bajos ingresos solo tendrán la alternativa de pactar con usureros.

“Con la tasa de interés barata, muchos quieren prestarse, pero nadie quiere prestar. La cola se va a agrandar y los bancos van a tener que decidir ‘de los 10,000 que quieren este préstamo, a quiénes le presto’. No le van a prestar a los de bajos ingresos, sino a quienes con seguridad les van a poder cobrar”, subrayó.

Mendoza indicó que, de aprobarse, el Gobierno llevaría esta propuesta al Tribunal Constitucional. No obstante, sugirió al sistema financiero que adopten medidas en favor de la población para evitar que más propuestas de este tipo emanen del Parlamento.

“Los bancos algo deberían ceder, voluntariamente, para que no pasen cosas como estas. Al final, los bancos y empresas pueden terminar perdiendo soga y cabra”, apuntó.

Más temprano, a través de un hilo en su cuenta de Twitter, la ex titular del MEF, María Antonieta Alva, también advirtió sobre los riesgos de una medida de este tipo.

“La propuesta presentada exacerba la exclusión financiera en el país y margina del sistema financiero a segmentos que luego tendrán como única alternativa prestamistas informales que cobran intereses abusivos”, manifestó.