Un grupo de usuarios ingresan a una estación utilizando mascarillas para frenar la propagación del coronavirus, en Estocolmo, Suecia. (Foto: AFP)
Un grupo de usuarios ingresan a una estación utilizando mascarillas para frenar la propagación del coronavirus, en Estocolmo, Suecia. (Foto: AFP)
Agencia EFE

Agencia de noticias

exigirá a partir del sábado un test de negativo, realizado como máximo 48 horas antes, para poder entrar al país, anunció hoy el primer ministro sueco, Stefan Löfven. “Las nuevas mutaciones del virus son preocupantes”, afirmó el político, que recordó que la variante B112 originada en Reino Unido está creciendo por toda Europa.

MIRA: La capacidad sanitaria de Suecia amenazada por la segunda ola de COVID-19 mientras se cuestiona su estrategia laxa

De la medida, que estará vigente hasta el 31 de marzo, quedarán exentos los nacionales suecos, extranjeros residentes, menores de edad, quienes viajen por motivos familiares o humanitarios y quienes trabajen en Suecia pero residan en un país fronterizo.

La medida obedece a una petición expresa de la Agencia de Salud Pública (FHM) realizada la pasada semana.

Suecia, que mantiene cerradas sus fronteras a personas de fuera del área de Schengen desde primavera, había extendido esa medida a Reino Unido y Dinamarca por motivos epidémicos en diciembre, y a Noruega, hace una semana, por un brote de la mutación británica.

En las últimas 24 horas, Suecia ha registrado 4.310 nuevos casos de coronavirus (580.916 en total) y 124 muertos (11.939 en total), aunque una parte importante de los decesos se produjeron días o semanas atrás y no habían sido comunicados hasta ahora por retrasos de las distintas regiones.

En su última comparecencia, celebrada ayer, martes, la FHM señaló que continuaba la caída del contagio detectada a principios de año, aunque en la última semana parece haberse ralentizado.

Tras apostar por muchas recomendaciones y alguna prohibición en la primera ola, Suecia dio un giro a su estrategia en noviembre, con un papel más intervencionista del Gobierno y más restricciones, aunque no ha cerrado la actividad económica como otros países.

Suecia ha limitado a ocho el número de personas en reuniones públicas, y el Parlamento aprobó de urgencia hace unas semanas una ley temporal que obliga a un aforo máximo en todo tipo de establecimientos y, en último término, permite cerrarlos.

La tasa de mortalidad sueca por covid-19 asciende a 116,02 por 100.000 habitantes, tres veces más que Dinamarca y diez que Finlandia y Noruega, aunque por debajo de la de países como Bélgica, el Reino Unido, Italia, España y Portugal.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Equipo de OMS visita el instituto de virología de Wuhan en China
Equipo de OMS visita el instituto de virología de Wuhan en China

TE PUEDE INTERESAR