Redacción EC

El conflicto armado que vive desde 2011 no solo ha afectado al ejército del régimen sirio o a militantes rebeldes. Las otras víctimas son los niños que viven en medio de las zonas de combate.

El martes, decenas de niños murieron en la provincia siria de Idlib producto de un supuesto ataque químico, un hecho que generó indignación en todo el mundo. 

[]

En diciembre de 2016, la cadena Channel 4 News tituló a uno de sus reportes así: "Alepo es un lugar donde los niños han dejado de llorar". La impactante nota señala que 50.000 civiles murieron hasta ese momento, entre ellos miles de niños que quedaron atrapados en las zonas rebeldes bombardeadas por el régimen sirio.

La importancia de llegar a un acuerdo va más allá de asuntos políticos. "Salvar vidas" es la prioridad, según exhortó en 2016 el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que supervisa las operaciones de evacuación en Siria.

[]

En Idlib, la provincia atacada el martes con un supuesto agente químico, no es la primera vez que se registra un  bombardeo en el que sufren niños. En  octubre de 2016, un ataque contra escuelas en Alepo y en Idlib registró casi 30 niños muertos. 

La provincia de Idlib, donde murieron el martes decenas de niños por el ataque “químico”, se encuentra controlada mayoritariamente por una alianza de rebeldes y yihadistas y es bombardeada regularmente por aviones del ejército sirio y de Rusia. También, por la coalición liderada por Estados Unidos para neutralizar a yihadistas.

Fuente: Agencias

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO