Testigo en reserva de uno de los casos contra César Álvarez revela su identidad y pide resguardo porque teme por su integridad. (Captura: Domingo al Día)
Testigo en reserva de uno de los casos contra César Álvarez revela su identidad y pide resguardo porque teme por su integridad. (Captura: Domingo al Día)
Redacción EC

Jeancarlos Miguel Escribano Calderón, un ex suboficial de tercera de la Policía Nacional del Perú () y testigo en reserva de uno de los casos por el cual se le investiga al ex gobernador regional de , , decidió revelar su identidad y pidió seguridad porque viene siendo víctima de amenazas contra su integridad y la de su familia.



“Yo pasé a ser testigo protegido con la finalidad de colaborar con la Fiscalía y la Policía en el tema de dar información sobre acontecimientos que ocurrían en Chimbote […] De qué me sirvió apoyar. Cuál es el beneficio que obtuve, ¿el abandono?”, señaló para Domingo al Día.

“[¿Eres testigo clave?] Diría que sí en el caso de César Álvarez, pero no tengo seguridad ni tengo la protección adecuada […] Soy un testigo protegido que debo estar eScondiéndome de un lugar a otro porque me pueden silenciar”, agregó el expolicía, de 31 años.

-Denuncia amenazas-

En el año 2011, Jeancarlos Escribano ingresó a la Policía Nacional, trabajó en la comisaría de , pero luego fue contactado para brindar resguardo en sus días de franco al exdirigente sindical de construcción civil Víctor López Padilla. Este era cercano a la ex autoridad regional de Áncash.

Capturados todos los implicados los agentes de la PNP que investigaron retornaron a Lima, pero Jean Carlos Escribano se quedó en Chimbote, y desde ese momento dijo ser es víctima de amenazas contra su integridad a través de llamadas telefónicas.

“Comencé a recibir a llamadas telefónicas, también me comentaban que me estaban haciendo el 'reglaje', que me buscaban para quebrarme y silenciarme. [Me decían] soplón, ‘vas a caer’”, contó.

Luego el testigo en reserva pidió salir de Chimbote y en Lima se desempeñó como agente en el Departamento de la Policía Canina y en la comisaría de Chacarilla. En octubre de 2015, un incidente lo motivó a presentar ante la mencionada sede policial, una denuncia de lo que venía ocurriendo.

En el parte policial del 24 de octubre ese año, señaló que venían atentando con su vida y la de su familia. También que era constantemente vigilado por personas desconocidas durante su ingreso y salida de su centro de labores.

“Salgo y veo un station negro, bajan las lunas y las personas eran conocidas. Eran de Chimbote […] Eso fue en el 2015, y hasta hoy no llega nada el resultado. No sé nada en que quedó ese documento. Ahí pedí garantías. En ese documento está todo detallado”, precisó.

En noviembre de 2016, Escribano Calderón recibió una llamada telefónica de un familiar, quien le contó que desconocidos quisieron ingresar a su vivienda porque lo estaban buscando. Esto motivó que el expolicía viaje a Chimbote, y no regresará en los siguientes días al señalar que su familia se encontraba en peligro.

Sin embargo, el 16 de febrero de 2017, la Policía Nacional sancionó al suboficial de tercera con el pase al retiro por haber incurrido en la infracción “muy grave” al “faltar por más de cinco días calendario en forma consecutiva a su unidad, sin causa justificada”.

“Con todo el dolor de mi corazón, dejé mi uniforme en el dormitorio, lo dejé colgado. Si salí de mi institución fue por un motivo que cualquier persona lo haría”, agregó el expolicía.

Jeancarlos Escribano relató que como testigo en reserva brindó información sobre la red criminal, que habría sido liderada por César Álvarez, cuyos presuntos integrantes figura alias , y otros sicarios.

Como se recuerda, ‘Goro’, es sindicado como el jefe de los sicarios de la red criminal. El pasado 13 de julio de este año, el expolicía contó que temió por su vida cuando se enteró que Moreno Olivo había sido excarcelado, pese a contar con una sentencia a 25 años de cárcel por el primer atentado contra el ex consejero regional .

“[¿Cree que sacaron a Goro para silenciarlo a usted?] No solo a mi, cuántos testigos hay en este caso […] La seguridad de mi familia, ¿hay que esperar?, hay que rogar para que no les pase nada. En mi caso hay que esperar nomás. El miedo existe más pena me daría dejar a mis hijos desamparados. Temo por mi vida y la de mi familia […] No es justo que esté abandonado. Nadie sabe mi situación. De qué me sirvió esperar”, precisó.

El programa precisó que una última amenaza fue este año cuando acordaron la entrevista. Unos sujetos dejaron un sobre con un mensaje en la puerta de su vivienda. La carta que tenía una rúbrica  decía: “Tombo soplón ya sabes tus movimientos. Te sacaremos de donde estás por tu familia vas a llorar”.

-La respuesta de la fiscalía-

Mediante un comunicado, el , a través de la Unidad de Protección y Asistencia a Víctimas y Testigos (UDAVIT), informó que cumplió con las medidas de asistencia integral en el área psicológica, social y legal, del testigo al cautelar su integridad en las diligencias programadas confirme a los dispuesto y solicitado por el fiscal a cargo del caso.

El programa Domingo al Día precisó que la institución decidió apoyar al testigo en reserva para preservar su integridad. “Me siento como un delincuente, escondido. No puedo estar con mis hijos ni a mi familia porque si me acerco a ellos los expongo al peligro”, refirió.

César Álvarez Aguilar, ex presidente regional de Áncash, y Ruben Moreno, conocido ‘Goro’ permanecen recluidos en el penal de Challapalca, ubicado en Tarata, región Tacna.

En este penal la exautoridad cumplirá dos condenas por corrupción que pesan en su contra: 8 años por el delito de colusión e el caso de Chacas-San Luis y dos años de malversación de fondos por irregularidades en obras públicas de Chimbote, y esperará el fallo en el juicio que se le sigue por el homicidio de Ezequiel Nolasco.

César Álvarez: testigo en reserva denuncia amenazas y pide protección | VIDEO