Los miembros de las hermandades asistieron a los cultos religiosos con mascarillas. Misas se transmitieron por Facebook y a través de un altavoz. (Fotos: Yohanna Aranda)
Los miembros de las hermandades asistieron a los cultos religiosos con mascarillas. Misas se transmitieron por Facebook y a través de un altavoz. (Fotos: Yohanna Aranda)
Laura Urbina

colaboradora de El Comercio en Áncash

lauraurbinasa@gmail.com

Los fieles católicos de la provincia de Pallasca, en , celebraron una Semana Santa diferente debido a la crisis sanitaria del nuevo que obligó a transmitir las celebraciones religiosas a través de Facebook y altoparlantes.

El templo de Cabana, cuya historia se remonta al siglo XIX, cerró sus puertas durante el Jueves Santo, Viernes Santo, Sábado de Gloria y Domingo de Resurrección.

El temor al contagio de la pandemia forzó a que los feligreses cancelen las acostumbradas escenificaciones y procesiones donde centenares de pobladores integrados en las hermandades de Jueves Santo y Viernes Santo expresan su fe y devoción.

El Jueves Santo se ofició la misa de la cena del Señor sin la presencia del público. Esta vez, solo cuatro miembros de la Hermandad de Jueves Santo trasladaron la imagen del Padre Eterno y de la Virgen Dolorosa a lado de una cruz adornada con cintas blancas y romero.

El Viernes Santo se celebró la pasión del Señor y la adoración de la cruz, a cargo del sacerdote Manuel Ramírez y los vicarios Julio y Héctor, sin la asistencia de los feligreses. Solo acomodaron un telón negro en el tradicional calvario en el templo de la ciudad de Cabana.

El Señor de Viernes Santo fue colocado sobre una mesa para que los pobladores eleven una oración a la hora que pasaban por la iglesia antes de realizar sus compras de alimentos.

En esta Semana Santa no se realizó la fijada, escenificación conocida como la crucifixión ni el descendimiento de Jesucristo. Antes la imagen del Señor de Viernes se colocaba a una urna en procesión, pero en esta oportunidad los cuatro hermanos vestidos de blanco y con sus mascarillas cargando la efigie en representación del pueblo.

“El padre Manuel Ramírez pidió a las autoridades y fieles que graben los mensajes por WhatsApp para reflexionar sobre las siete palabras de Jesús en la cruz. Los ciudadanos enviaban las lecturas de los textos bíblicos en las misas. Fue un poco chocante ver a los hermanos con sus mascarillas cerca de la imagen del Señor de Viernes porque antes se realizaban las procesiones sin importar la lluvia”, comentó Yohanna Aranda, integrante de la Hermandad del Señor de Viernes.

Aranda precisó que este año no hubo mujeres de luto ni varones con sus hábitos, aunque los pobladores de Cabana realizaron las vigilias y cantos en sus hogares para conmemorar la muerte, pasión y resurrección de Cristo.

La vigilia pascual del Sábado Gloria se realizó a las 6:00 p.m. El pueblo estuvo atento al repique de las campanas para anunciar que Jesús venció a la muerte, mientras tanto, la misa del Domingo de Resurrección se escuchó mediante un altavoz.

¿Cómo se contagia el coronavirus?

El COVID-19 se contagia por el contacto de una persona sana con otra que esté infectada. Esta enfermedad se propaga de persona a persona mediante las gotículas procedentes de la nariz o boca cuando el que se encuentra enfermo tose o exhala.

En muchos casos, estas gotículas caen sobre objetos o superficies, que después tocan otros individuos y se llevan a la nariz, ojos o boca cuando pasan sus manos por la cara.

¿Hay cura para el COVID-19?

Aún no existen pruebas de que alguna vacuna o medicamento pueda prevenir o curar la enfermedad. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas; y si el paciente está grave, deberá ser hospitalizado.

La OMS coordina esfuerzos para encontrar la cura contra este nuevo coronavirus que ha acabado con la vida de miles de personas.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Perú: la historia de la menor de dos años que venció al coronavirus (12/04/20)