18 años de atención celebró en marzo pasado el restaurante miraflorino. En foto, pulpo a la brasa con cremoso de choclo y pimientos de piquillo confitados.
18 años de atención celebró en marzo pasado el restaurante miraflorino. En foto, pulpo a la brasa con cremoso de choclo y pimientos de piquillo confitados.
Nora Sugobono

Mucho antes de que abriera el restaurante que lleva su nombre, ya había puestos de comida instalados dentro de la Huaca Pucllana. Estaban ahí para los turistas que acudían a conocer el sitio arqueológico en su paso por Lima, camino a Cusco o a la Amazonia. De paso, en el sentido más literal: hace más de dos décadas, pocos eran los visitantes que elegían la capital del Perú como destino final. Faltaban atractivos que invitasen al extranjero a quedarse. La gastronomía ayudó a cambiar todo eso.

Ensalada de quinua con chips andinos, solterito arequipeño y cubos de palta.
Ensalada de quinua con chips andinos, solterito arequipeño y cubos de palta.
Puro sabor en la forma de unos langostinos amelcochados al tumbo con palta y ajonjolí.
Puro sabor en la forma de unos langostinos amelcochados al tumbo con palta y ajonjolí.

Es exactamente en el mismo sitio donde estaban aquellos quioscos donde hoy existe el Restaurant Huaca Pucllana. Un lugar con una vista como ninguna otra en esta ciudad, y una cocina igual de importante. Marilú Madueño está ahí desde el inicio, en 2001. Artífice y figura central del espacio, Madueño es una de las cocineras más representativas del panorama local, además de ser gestora del boom culinario. Ha dedicado todos sus esfuerzos a poner en valor la comida peruana, y su misión se ha concretado con éxito: basta con darse una vuelta por el restaurante para comprobarlo.

Marilú Madueño y Juan Luis Ugarteche están al frente de la propuesta de cocina del espacio.
Marilú Madueño y Juan Luis Ugarteche están al frente de la propuesta de cocina del espacio.
Jugoso asado de tira braseado. Viene con puré de papas y pimientos piquillo, y ollucos encurtidos.
Jugoso asado de tira braseado. Viene con puré de papas y pimientos piquillo, y ollucos encurtidos.

En el camino también ha habido –y hay– lugar para la vanguardia. El menú de la Huaca Pucllana se nutre de técnicas, insumos y novedades que enriquecen constantemente la experiencia por esta mesa. Hay sorpresas y hay variedad, y la carta más reciente es ejemplo de todo ello. Unos langostinos amelcochados al tumbo (S/ 44) o un pulpo a la brasa con cremoso de choclo y pimientos de piquillo confitados (S/ 44) amplían las opciones en cuanto a entradas.

Tokapu con cuatro platos a elección. En la foto, anticuchos, causitas, cebiche y uñas de cangrejo.
Tokapu con cuatro platos a elección. En la foto, anticuchos, causitas, cebiche y uñas de cangrejo.
Collarín de paiche cubierto en farofa de castaña, acompañado de majado de pituca.
Collarín de paiche cubierto en farofa de castaña, acompañado de majado de pituca.

Luego están un collarín de paiche con majado de pituca (S/ 69) y un asado de tira (S/ 69) que prometen tanto en sabor como en contundencia. Pero conviene detenerse un momento a explorar los clásicos. El tentador ‘tokapu’, una caja inspirada en un diseño ornamental incaico donde entran cuatro alternativas de piqueos, nunca decepciona. Ideal si se quiere pasar un rato por la barra. O quedarse toda la noche.

Sepa más:

  1. La Huaca Pucllana fue un centro ceremonial y administrativo, construido por la cultura Lima en el siglo V. El sitio está formado por un gran edificio piramidal de cima trunca, con estructuras bajas a su alrededor.
  2. Mantener una filosofía que refleje peruanidad, sin renunciar a la vanguardia, ha sido un ancla de la propuesta culinaria desde el comienzo.
  3. Si bien Marilú Madueño está presente a diario, el jefe de cocina es Juan Luis Ugarteche. Los postres recaen en el talento de Andrea Massaro.
  4. El horno de leña del local suele ofrecer bocados variados en función al día: desde carnes hasta guisos. Consulte antes de cada visita.
Esfera rellena de crema de limón.
Esfera rellena de crema de limón.
Fresquísimo arroz tipo glutinoso, con piña y mango.
Fresquísimo arroz tipo glutinoso, con piña y mango.

DIRECCIÓN: General Borgoño cdra. 8, Huaca Pucllana, Miraflores.

HORARIOS: Lunes a domingo de 12:30 p.m. a 4 p.m. / de 7 p.m. a 11:30 p.m.

CONTACTO: 445-4042