Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

Un estudio elaborado por científicos de los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. (NIH), la Universidad de Pittsburgh y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) parece haber encontrado cómo lograr que la vacuna contra la tenga mayor efectividad: aplicarla de forma distinta.

De acuerdo con la investigación hecha en primates de la especie ‘Macaca mulatta’ o macaco Rhesus, inyectar la vacuna directamente al torrente sanguíneo mejoró drásticamente su efectividad en comparación con la inyección subcutánea que regularmente se aplica en la actualidad.

“Esto ofrece esperanzas”, aunque se requieren más estudios sobre su seguridad antes de probar este enfoque en personas, dijo el doctor Robert Seder de los NIH, uno de los autores del estudio, según reporta la agencia Associated Press.

Infografía: Antonio Tarazona
Infografía: Antonio Tarazona

Cómo lo lograron

Probaron diversas formas de aplicar la vacuna contra esta enfermedad, incluyendo un rocío que los monos inhalaban por medio de una mascarilla.

Seis meses después de las vacunaciones, los investigadores colocaron la bacteria de la TB directamente en los pulmones de los animales y observaron para ver si se infectaban. Los monos que recibieron la inyección subcutánea que se usa actualmente, incluso en una dosis más elevada, solo estaban ligeramente más protegidos que los animales no vacunados y el rocío tampoco fue muy efectivo.

Sin embargo, en 9 de cada 10 monos, una dosis de vacuna más elevada de lo usual inyectada a una vena funcionó mucho mejor, reportaron los investigadores en la revista “Nature”. El equipo no halló rastros de infección en seis de los animales y contabilizó niveles muy bajos de bacterias de la en los pulmones de tres.

¿A qué se debe? La hipótesis es que células inmunológicas claves llamadas linfocitos T tienen que llenar los pulmones para matar a las bacterias de tuberculosis y pueden hacerlo con mayor rapidez cuando la vacuna es transportada rápidamente a través del torrente sanguíneo. Las pruebas mostraron linfocitos T más activos que permanecían en los pulmones de monos vacunados de la nueva forma.

“Sin duda es una esperanza, sobre todo para nuestro país que tiene tasas tan altas de esta enfermedad. Sin embargo, el estudio no es concluyente. La muestra es muy pequeña. Faltan más estudios”, explicó a El Comercio la doctora Ivy Castillo, neumóloga del policlínico Risso.

“Actualmente se usa la vacuna BCG, que tiene muchos estudios de respaldo y que se emplea para prevenir las formas severas de la tuberculosis. La tasa de éxito es de un 80% en niños dentro de su primer mes de vida. Pero incluso se puede aplicar hasta el primer año, luego pierde efectividad porque probablemente estuvo expuesto a la bacteria”, agrega la especialista.

Por su parte, Julio Cachay, infectólogo de la clínica Ricardo Palma, advierte que en las indicaciones del producto que se usa hoy una de las principales advertencias es no utilizarlo de manera intravenosa. “Vamos a tener que esperar las pruebas en humanos y ver si es tolerable”, recalca.

Cachay recuerda que la bacteria de la TB puede afectar a cualquier persona, aunque se le suele identificar con zonas hacinadas. “Si bien es una enfermedad que se asocia con personas desnutridas y con las defensas bajas, que son las poblaciones de riesgo, cualquiera de nosotros está expuesto. Por eso hay que estar atentos ante cualquier señal de alarma y acudir a un especialista para salir de dudas”, aclara el médico.

Más información

Guía de uso:

En el Perú, la norma técnica señala que la vacuna BCG se debe aplicar en el recién nacido de forma intradérmica, en el hombro derecho, durante sus primeras 24 horas de vida.

Riesgo de salud

Uno de los principales problemas con la TB en el Perú es que los pacientes abandonan el tratamiento apenas ven señales de mejoría en sus síntomas.

Resistencia a fármacos

Debido a este abandono, los pacientes corren muchos riesgos de recaer. Sin embargo, el virus se vuelve resistente a la medicación y se necesita un nuevo tipo de tratamiento.

Las cifras

Unas 30.000 personas están contagiadas con tuberculosis en el Perú, según los datos recolectados por el Ministerio de Salud (Minsa).

Alrededor de 4.700 menores de 14 años en el Perú tienen TB según Socios en Salud. Esta asociación afirma que, de estos, unos 1. 500 están registrados.


TAGS RELACIONADOS