¿Por qué es peligroso limpiarse los oídos con hisopos?
¿Por qué es peligroso limpiarse los oídos con hisopos?
Redacción EC

Se estima que uno de cada veinte adultos y más de un tercio de la población geriátrica tiene una obstrucción parcial o total del oído. La suciedad, el polvo y otras materias pequeñas se pegan al cerumen, cuya función es evitar precisamente que se adentren por el canal auditivo.

De una manera natural y continuada, el oído se va autolimpiando desde adentro hacia afuera. Al masticar, mover la mandíbula y con el nacimiento de piel nueva en el canal auditivo, la cera vieja del oído es empujada hacia afuera, y después se descascarilla o cae durante el baño o ducha habitual.

"Los pacientes con frecuencia creen que al limpiar el oído con hisopos, clips de papel, velas o cualquier número de cosas inimaginables que se usan, están previniendo que se acumule la cera en los oídos. El problema es que este esfuerzo por eliminar el cerumen puede afectar la salud auditiva porque la gente acaba empujando la cera hacia el interior y bloqueando el canal auditivo", afirma el Dr. Schwartz, uno de los autores de una guía clínica para la higiene del oído publicada recientemente por la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología.

"Cualquier cosa que entre en la oreja puede causar daños graves en el tímpano y en el canal auditivo, con el potencial de causar lesiones temporales o permanentes", advierte.

-¿Cómo saber si hay un tapón de cera y qué hacer?-

Pero a veces ese proceso natural de autolimpieza no funciona bien y puede producirse una acumulación excesiva o obstrucción de cera, que puede bloquear parcial o totalmente el canal auditivo.

Esto suele ocurrir normalmente en uno de cada diez niños, uno de cada veinte adultos, y en más de un tercio de la población geriátrica, según la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología.

Normalmente, inyectar líquido con una jeringuilla puede eliminar el exceso de cera sin dañar el tímpano.

Un oído impactado o bloqueado puede afectar la salud auditiva y causar síntomas como dolor, picazón, sensación de oído tapado, tinnitus o acúfenos (la percepción de zumbidos o sonidos en el oído que no proceden de una fuente externa), hedor, o pérdida en la audición.

La Academia Estadounidense de Otorrinolaringología recomienda:

-No limpiarse excesivamente el oído para no causar una irritación de la piel del canal auditivo ni aumentar la acumulación de cera.

-No introducir en el oído hisopos o bastoncitos, ni llaves, ni palillos, ni pinzas, ni clips.

-No usar velas para limpiar los oídos. Este método con frecuencia se presenta como una manera alternativa de higiene en los oídos.

-Consultar con un médico si hay síntomas como pérdida auditiva, dolor o sensación de oído tapado. La secreción de líquido o el sangrado no son síntomas de una obstrucción de cera y también deben ser evaluados por un médico.

TAGS RELACIONADOS