Redacción EC

Si eres de los que piensan que la mejor manera de bajar de peso, estar en forma y mantenerte saludable es realizar maratones, estás equivocado. Al menos, así lo cree I-Min Lee, profesor de medicina de Harvard, quien considera que este no es tan bueno como se cree.

Las carreras de larga distancia pueden forzar demasiado nuestras articulaciones y sistema digestivo. En lugar de esta rutina, Lee recomienda otros cinco tipos de entrenamientos que generan múltiples beneficios que van desde la pérdida de peso y la construcción muscular hasta la protección del corazón, el cerebro y el fortalecimiento de los huesos.

.
.

Los hallazgos se detallan en un de salud de la Harvard Medical School llamado "Starting to Exercise" que recomienda algunos de los mejores ejercicios para el cuerpo.

No obstante, hay que tener en cuenta que para estar en forma y sano, lo mejor es acudir a un especialista que puede realizar recomendaciones mucho más específicas para cada caso.

1. Natación

Para los miembros del informe, este deporte es el entrenamiento perfecto. Además de trabajar casi todos los músculos del cuerpo, la natación puede elevar el ritmo cardíaco para mejorar la salud del corazón y proteger al cerebro del desgate relacionado con la edad. De igual manera, es muy bueno para para quienes sufren artritis porque es menos pesado.

Pero no solo eso. Estar flotando en el agua produce una sensación de relajación formidable para quien la practica. Nadar durante al menos 30 a 45 minutos, es igual que realizar ejercicios aeróbicos, un entrenamiento que ayuda a combatir la depresión, levantar el ánimo y reducir el estrés, entre otros beneficios.

 2. Taichí

Se trata de un arte marcial chino que combina una serie de movimientos elegantes y fluidos para crear una especie de meditación en movimiento. Al ser lento y suave exige un alto grado de concentración y presta especial atención a la respiración profunda.

Como los practicantes van a su propio ritmo, el taichí es accesible para una amplia variedad de personas, independientemente de su edad o condición física. Sobre todo es muy aconsejable para las personas mayores “porque el equilibrio es un componente importante de la forma física, y es algo se pierde a medida que envejecemos", según afirma Lee.

3.Entrenamiento de fuerza

Desde un concepto básico, el entrenamiento de fuerza implica el uso de peso para la resistencia contra la atracción de la gravedad. Esta resistencia puede ser brindada por nuestro propio cuerpo o por medio de distintos instrumentos como pesas, mancuernas, bandas elásticas, etc.

Las investigaciones sugieren que lo mejor es usar pesas de mayor peso con un número pequeño de repeticiones o, por el contrario, pesas livianas con más repeticiones, para así formar músculos fuertes.
Los adultos saludables deberían incorporar el entrenamiento de resistencia en rutinas de dos a cinco días por semana.

4. Caminata

El estudio también concluye que caminar al menos 30 minutos, incluso a un ritmo moderado o pausado, puede traer grandes beneficios para el cerebro y el cuerpo. Los profesionales de Harvard recomiendan iniciar con una rutina de caminatas de 10 a 15 minutos y llegar a los 30 o 60 minutos.

5. Ejercicios de Kegel

Este grupo de ejercicios ayuda a fortalecer los músculos del “suelo pélvico” y son importantes tanto para hombres como mujeres. A medida que se envejece, estos músculos (que incluyen el útero, la vejiga, el intestino delgado y el recto) pueden comenzar a debilitarse. Esta rutina ayuda a mantenerlos en un mejor estado.

La forma correcta de hacer kegels consiste en apretar los músculos que se usarían para retener la orina o las flatulencias. Lo recomendable es mantener la contracción durante dos o tres segundos y soltar. Se aconseja hacer 10 repeticiones. Para obtener mejores resultados, lo adecuado es hacerlos de cuatro a cinco veces por día.

Más noticias de Tecnología en...

TAGS RELACIONADOS