Miércoles, 28 de marzo de 2007
"La economía peruana y la china son complementarias"


4 XINYUE JASMINE GEFFNER
La especialista en negocios internacionales del banco HSBC visita Lima para participar en la cumbre internacional El Perú en el Mundo: Buscando el Crecimiento Equitativo

Por Karin Acevedo Damián

En momentos en que el Perú ha manifestado su interés por negociar un acuerdo comercial en el futuro con China, es importante saber en qué sectores nuestras empresas podrían encontrar oportunidades de negocios.

De acuerdo con Xinyue Jasmine Geffner, gerenta regional del área de Desarrollo de Negocios Internacionales con China del banco HSBC, existe un potencial comercial importante que va desde la provisión de alimentos y materias primas hasta el sector turismo.

En la siguiente entrevista, la ejecutiva sostiene que China y el Perú pueden encontrar una complementariedad económica que los beneficie, pero para ello --advirtió-- es necesario que las autoridades y el sector privado propicien encuentros comerciales entre empresarios peruanos y chinos, a fin de proveer a los inversionistas de ambos países de información suficiente sobre oportunidades de negocios.

¿Por qué el Perú debe acercarse comercialmente a China?
Porque el Perú y China son economías complementarias. China necesita muchas cosas que el Perú produce, como metales, energía y productos agrícolas. En este último sector, por ejemplo, de toda la tierra agrícola en China solo el 15% es apta para ser trabajada y mucha de la tierra que podía ser usada para la agricultura fue tomada por fábricas. Entonces, teniendo en cuenta que hay 1.300 millones de habitantes en China y que el Perú produce productos agrícolas, hay allí una oportunidad de negocio muy grande. También hay potencial por el lado de China: las industrias chinas pueden usar los metales que ustedes extraen, como el cobre o el níquel.

¿Y cómo se beneficiaría el Perú?
El Perú se puede beneficiar de los productos chinos que se producen, como alimentos ya envasados o textiles. También de los productos electrónicos y electrodomésticos.

¿Qué percepción se tiene de Latinoamérica y del Perú?
Tanto las empresas como el Gobierno Chino tienen una percepción positiva con respecto a Latinoamérica, pero en realidad no hay una idea exacta del potencial que esta región tiene, no saben lo suficiente sobre Latinoamérica ni sobre los productos que hay. En las universidades en China hay una especialidad de estudios latinoamericanos y las personas que enseñan son chinos que nunca han venido a Latinoamérica y no hablan español. Entonces, allí hay una oportunidad de generar más negocios. Los empresarios chinos son tímidos para invertir por la falta de información. Por ejemplo, China compra metales porque es una transacción fácil, pero no se arriesga a comprar algo más elaborado o a invertir en cosas de más largo plazo y ese es un tema potencial para trabajar.

¿Qué acciones se deberían tomar para impulsar el comercio bilateral?
Quizá la embajada peruana podría hacer un programa de promoción más constante en China; por ejemplo, en Beijing, ya se hizo el segundo encuentro en lo que va del año entre empresarios brasileños y empresarios chinos, organizado por la Embajada de Brasil y ese tipo de promociones genera un aspecto positivo. Los empresarios peruanos podrían tomar una actitud más proactiva sobre ese tema.

¿Cuál sería la mejor manera de entablar negocios con China? ¿A través de un TLC o un acuerdo de complementación?
No conozco en el detalle la diferencia entre un acuerdo y otro, pero cualquier tratado que sea de apertura comercial es bueno.

¿Cómo explicar a los empresarios peruanos que es buena una apertura comercial con China, cuando se piensa que China nos va a invadir con sus productos?
Siempre hay dos caras y siempre está la gente, los consumidores, que quieren productos más baratos para adquirir y, por otro lado, las empresas manufactureras, que pueden sentir que pierden terreno en algunos aspectos. Algunos países son mejores en un sector que otros, si uno tiene un área en el que le va bien debería quedarse allí y potenciar eso y comprar lo que se necesite de otros países.

¿Perú puede ser un punto de atracción turística para China?
Sin duda, por ejemplo, en el año 1997, en Hong Kong, hubo una terrible recesión y gracias al turismo que venía de China esa recesión logró superarse porque cada persona que venía de China gastaba cinco mil dólares por persona en cada viaje y a veces hacían dos o tres visitas al año. Eso le inyectó una cantidad de plata a Hong Kong, que lo salvó, entonces ese mismo ejemplo puede aplicarse al Perú. Los chinos tienen mucho interés en viajar, en explorar. Ahora tienen incluso políticas de gobierno que promueven que viajen, porque el nivel de ahorro y liquidez es muy alto y eso está afectando el tipo de cambio en China. Por eso se promueve que la población viaje y gaste afuera

Y eso sería bueno para el Perú, porque hay una fuerte presencia de descendientes chinos...
A los chinos, adonde van, les gustaría probar comida china y aquí en el Perú hay muchos chifas. Hay muchos chinos y, como las razas son tan mezcladas, eso haría que los chinos no se sientan tan raros, como sí se sentirían en Argentina o Brasil, donde casi no hay población asiática. Ellos aquí se sentirían más a gusto: esa es otra ventaja.

¿China es una economía abierta?
Sí, porque después de incorporarse a la OMC, en el 2001, ha ido abriendo cada vez más sectores. Ahora, el 11 de diciembre próximo, se estará abriendo el sector bancario en China, eso quiere decir que ya no habrá más barreras geográficas, ni de tipo de moneda. A ello se suma que hay una baja importante en las tarifas de importación y eso ha generado US$1.000 millones semanales en inversiones extranjeras directas.

¿Qué oportunidades de negocio tendrían las pequeñas empresas?
Tendrían oportunidad de hacer negocios si se unen a grandes compañías de 'retail', que ya conocen las preferencias de cada región. En todo caso, las empresas que quieren entrar a China deben hacer un estudio de mercado y analizar los gustos, porque cada región de China es como un país distinto.

LA FICHA
Nombre: Xinyue Jasmine Geffner.
Situación familiar: Casada.
Cargo: Gerenta regional del área de Desarrollo de Negocios
Internacionales con China del banco HSBC.
Profesión: MBA en Finanzas y Contabilidad de la Escuela de Negocios Stern, de Nueva York. Se graduó con la calificación suma cum laude.

Más información:
4
Lea nuestras entreviastas anteriores





¿Cree que la situación de nuestro fútbol mejorará si Manuel Burga y su directiva salen de la FPF?
4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa