Pablo Bengoechea obtuvo un título y dos subtítulos con Alianza Lima | Foto: Cesar Campos/GEC
Pablo Bengoechea obtuvo un título y dos subtítulos con Alianza Lima | Foto: Cesar Campos/GEC
Leonardo Torres Cueva

Pablo Bengoechea aceptó en diciembre del 2016 cargar con una mochila pesada: un club grande que no saboreaba el éxito desde el 2006. Sin gran infraestructura y con un plantel no tan pomposo, el estratega uruguayo no negoció sus convicciones y no se amilanó ante la adversidad. Ello lo llevó a que el hincha, pese a que su equipo no jugaba como quería, se identifique con su gestión y se convierta en uno de los entrenadores más queridos por el aliancismo en el último tiempo.

Alianza Lima llegó a aquel 2017 con el temor de cumplir once años sin títulos. Los malos resultados lo hacían blanco de burlas y la inestabilidad institucional no lo hacía candidato al título en dicha temporada. El uruguayo, sin gran cartel, consiguió armar un plantel compacto y lo respaldó ante cualquier crítica. El ‘Profesor’ gestó un personaje que cobijaba al jugador de puertas para afuera y fungía de mentor del portón hacia adentro.

Rápidamente, los buenos resultados (debutó con triunfo en clásico en el Torneo de Verano 2017) y el juego de empuje lo llevaron a ganarse el afecto de la hinchada. Hartos de buscar ‘el estilo’, Alianza Lima encontró una identidad bastante práctica envuelta por la palabra eficacia. Todo ello en base a las convicciones de su líder.

Bengoechea llevó a Alianza Lima al título del Apertura y a la postre al título nacional en 2017 | Foto: Jesús Saucedo/GEC
Bengoechea llevó a Alianza Lima al título del Apertura y a la postre al título nacional en 2017 | Foto: Jesús Saucedo/GEC

“YO FUI JUGADOR Y SÉ LO QUE SE SIENTE”

El uruguayo, desde el primer día que estuvo en Alianza Lima dejó claros los lineamientos con el plantel. Asimismo, utilizó lo aprendido en su etapa de futbolista para llegar de mejor manera al jugador. En diálogo con El Comercio en octubre del 2017, Bengoechea expresó: Solo la utilizo a veces para contar alguna experiencia, no para aconsejar, porque no soy nadie para hacerlo. Sí me gusta compartir experiencias. Ello generó afinidad con los planteles que tuvo en el club íntimo.

El trato que tuvo con los jugadores llevó a que se genere un equipo bastante unido. En las cuatro temporadas que pudo estar al mando del club, sus futbolistas destacaron que se trataban como una “familia”. Ayudó que haya elegido referentes en los cuales podía apoyarse, cada uno conocía sus roles, aunque él no lo quisiera admitir públicamente.

Respaldó a los suyos en todas las circunstancias posibles: encaminó a Kevin Quevedo, alejó de las críticas a Luis Aguiar, alabó a Aldair Fuentes, por poner algunos ejemplos. Esto se hizo bilateral: los jugadores estaban a muerte con el entrenador.

Kevin Quevedo, en diálogo con El Comercio, afirmó que el mejor entrenador que tuvo fue Pablo Bengoechea | Foto: Fernando Sangama/GEC
Kevin Quevedo, en diálogo con El Comercio, afirmó que el mejor entrenador que tuvo fue Pablo Bengoechea | Foto: Fernando Sangama/GEC

LOS NÚMEROS DEL ‘PROFESOR’ EN ALIANZA

TorneoPartidos dirigidosVictoriasEmpatesDerrotas
Liga 1120612930
Bicentenario3111
Libertadores7016
Sudamericana2011
TOTAL132623238

CREER EN LOS EXPERIMENTADOS Y GESTIONAR GRUPOS

Su convicción lo llevó a conformar planteles con futbolistas que ya tuvieron recorrido en el fútbol profesional. Ello le sumaba un plus a un jugador cuando tenía que compararlo con un juvenil. Es una de las principales críticas que se le realizaron por no apostar por los elementos jóvenes, pero él creyó en los experimentados y no falló. Jugadores como Rinaldo Cruzado, Leao Butrón o Luis Ramírez recuperaron su mejor versión bajo su dirección técnica.

Asimismo, se convirtió en un gestor de planteles y comandó el vestuario sin ninguna duda. Esa es una de las causas que lo llevaron a renunciar. La directiva, por primera vez en su tiempo en Alianza Lima, le impuso un jugador e hizo caso omiso a la decisión de separar a Jean Deza, reincidente en indisciplinas. Antes, con la administración anterior, Bengoechea tenía libertad plena para gestionar el primer equipo a su criterio. Sancionó a Quevedo públicamente en el 2018 y separó a Hansell Riojas del equipo antes de la final del 2019. Ambos por faltas disciplinarias.

Leao Butrón retornó a la selección peruana por el rendimiento mostrado en Alianza Lima | Foto: GEC
Leao Butrón retornó a la selección peruana por el rendimiento mostrado en Alianza Lima | Foto: GEC

PROFESIONALISMO

Salvo el último tramo del 2019, en El que se metió a un intercambio de palabras con el presidente de la Federación Peruana de Fútbol, Agustín Lozano, y los árbitros del VAR, Bengoechea demostró profesionalismo en su estadía en Alianza Lima. Siempre respetuoso ante los embistes de la prensa nacional, el uruguayo se mostró íntegro. Siempre tratando de usted a todos y diciendo lo que pensaba sin faltar el respeto a nadie.

Dentro del plantel, según jugadores como José Guidino o Federico Rodríguez, el entrenador predicaba la lealtad y el compromiso. Siempre directo y sin tapujos, conversaba con todos y no les ocultaba información en torno a quiénes serían tomados en cuenta y quiénes deberían luchar por un lugar en el once titular.

Esta es, quizás, la conferencia de prensa más desafortunada de Pablo Bengoechea al mando de Alianza Lima | Video: América TV


ALIANZA EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

AñoCampañaTécnicos ese añoClasificados a...
2019FinalistaRusso / BengoecheaFase de grupos Libertadores
2018FinalistaBengoecheaFase de grupos Libertadores
2017CampeónBengoecheaFase de grupos Libertadores
2016SextoMosquera - JayoCopa Sudamericana
2015NovenoSanguinetti - RoveranoSin torneos
2014Segundo en el acumulado
Perdió final del Clausura
SanguinettiPrimera fase Libertadores
2013Séptimo en torneo regular
Tercero en tabla acumulada
Valencia - PizarroCopa Sudamericana
2012Décimo tercero en torneo regular
Décimo cuarto en tabla acumulada
José SotoSin torneos
2011FinalistaCostas - Soto - ArruéFase de grupos Libertadores
2010Tercero en acumuladoCostasPrimera fase Libertadores
2009FinalistaCostasFase de grupos Libertadores
2008Undécimo en tabla acumuladaPáez - Soto - ArruéSin torneos
2007Quinto en tabla acumuladaPelusso - Aguirre - ArruéSin torneos
2006CampeónPelussoFase de grupos Libertadores

Sus males

NO POTENCIAR A LOS JÓVENES

Con el uruguayo a la cabeza, Alianza Lima renunció a su “identidad” en cuanto al juego corto, de gambeta y lujos. Asimismo, el cuadro íntimo perdió otro de sus valores más importantes: los jóvenes canteranos como pilares del primer equipo. Con Bengoechea, los consolidados fueron los que llevaron la voz de mando en el plantel profesional y fueron los menores quienes completaron el esquema solo para cumplir con la exigencia de la bolsa de minutos.

Salvo Quevedo, quien gozó de plena confianza del estratega, ningún otro joven pudo potenciarse en el primer equipo. Por etapas, un jugador era elegido para completar la bolsa de minutos; no obstante, de no existir esa regla estaba claro que el uruguayo nos los utilizaría. Marina, Garro, G. Sánchez, Caro, Aguilar, Cornejo, Matzuda, Gallardo, entre otros, no pudieron consolidarse en el equipo principal.

Kevin Quevedo y la sensacional jugada para el 3-1 en Matute

SISTEMA Y JUGADORES

Así como no negoció sus convicciones en el manejo del plantel, tampoco lo hizo en cuanto a lo futbolístico. Siempre argumentando que la data extraída por su cuerpo técnico lo avalaba, apostaba por elementos de buena talla para ganar en el juego aéreo en las dos áreas (Aldair Fuentes el ejemplo más significativo), aunque esto generara que el equipo pierda mucho fútbol.

Asimismo, se empecinó con sistemas de juego para que los balones largos sean prioridad. Si bien en el 2017 funcionó, en el 2018 quedó desnudado ante Sporting Cristal en la final (derrotas por 4-1 en Matute y 3-0 en el Estadio Nacional). Es por ello que utilizó el 5-3-2 en la etapa definitoria del 2019, aunque el nefasto partido en la altura de Juliaca -caída 4-1 ante Binacional- le haya impedido completar la faena con el título nacional.

En la presente campaña, con todos los refuerzos, el uruguayo continuó apostando por dicho sistema de juego, aunque era notorio que no estaba rindiendo los frutos deseados. Alianza Lima, durante su gestión, jugó feo y por varios tramos lo hizo muy mal.

El paso del ‘Profesor’ por Matute dejó cosas buenas y malas, pero nadie podrá quitarle que siempre estará en los corazones del hincha blanquiazul. Parar la mala racha sin títulos en once años y pelear tres finales seguidas no lo consigue cualquiera.

Bengoechea tuvo una buena relación con los jugadores en Alianza Lima | Foto: Jesús Saucedo/GEC
Bengoechea tuvo una buena relación con los jugadores en Alianza Lima | Foto: Jesús Saucedo/GEC

TE PUEDE INTERESAR

VIDEOS RECOMENDADOS