Uruguay: un rival acostumbrado a jugar como si fuera una guerra
Uruguay: un rival acostumbrado a jugar como si fuera una guerra
Renzo Galiano Sedán

La delegación uruguaya llegó a Lima con la fiel convicción de lavarse la cara luego de la aplastante goleada reciba por Brasil en el estadio Centenario. La 'Celeste' está herida. La golpearon tan fuerte que así como está da miedo porque saldrá a ganar sí o sí ante un necesitado , que quiere seguir soñando con la anhelada clasificación al Mundial del 2018.

► 

Mientras los dirigidos por Gareca aún se aferran a un cupo, los 'charrúas' querrán dar la estocada final con una victoria de visita, así como en el 2013 cuando sepultaron nuestras opciones de enrumbar a Brasil 2014. Prácticamente, la historia es bastante similar a comparación de aquella vez.

Un Perú urgido de puntos y, literalmente casi en la lona por su posición en la tabla, recibirá a un  que no desea ocupar el puesto de repechaje y que tiene dentro de sus filas a dos futbolistas letales que en cualquier momento podrían decidir el partido: Luis Suárez y Edinson Cavani.

¿Cómo saldrá a jugar el equipo uruguayo en el Nacional?

Tabárez hará varias variantes para no pasar una vergüenza como la sucedida en Montevideo. Regresarán Muslera, Suárez, González y Giménez. Aunque, toda la preocupación está en lo que hará el 'Pistolero', quien sabe plenamente que Perú es su rival favorito. Desde el 2011, le ha marcado a la bicolor. Nunca se ha cansado.

► 

Lo que sí es muy seguro, es que los charrúas saldrán a buscar el resultado como sea. No muestran un esquema compacto en el terreno. No es el equipo de Sudáfrica 2010 o Brasil 2014. Hoy, este Uruguay está muy apagado, pero brilla debido a la presencia de sus estrellas ofensivas.

"Difícilmente se vea el martes a un Uruguay con fútbol de propuesta en el Estadio Nacional de Lima. El equipo celeste probablemente salga con dos lineas de cuatro y arriba, Cavani y Suárez, una dupla temible para cualquier defensa. Uruguay defenderá y procurará que Perú no logre encontrar su juego. Para eso, la zona de volantes del equipo de Tabárez debe mejorar lo hecho y sobre todo el despliegue que tuvo ante Brasil, ya que ahí se vio netamente superado. Por otra parte, el defensivo no será un aspecto menor. Perú tiene a grandes jugadores como Paolo Guerrero, un delantero difícil de marcar que se mueve por todo el frente de ataque", enfatiza el periodista de "Ovación", Enrique Arrillaga.

En base a esta última aclaración, Perú tendrá que cumplir al pie de la letra las indicaciones claves de Gareca: "cabeza y posesión". Con un control mesurado de las acciones se podrá poner contra las cuerdas a un rival que por prestigio causa pavor. Asimismo, los medios centrales tendrán la responsabilidad de cortar el paso de la pelota e impedir todo tipo de opción para Cavani y compañía.

¿Uruguay es un rival con una estrategia definida?

En parte. En realidad, su esquema es inamovible. Un 4-4-2 que goza con bastante aprobación en el país oriental. Lo que no causa mucha satisfacción son los futbolistas que están dentro de ese esquema. Por ejemplo: Sebastián Coates y Diego Rolán son cumplidores, pero no han tenido grandes actuaciones que hayan hecho olvidar a otros compañeros.

Otro punto firme de Uruguay -que perdura en el tiempo y parece ser parte de su escencia- es la forma de ganar. Si en Argentina están indignados por el modo en cómo triunfa el 'Patón' Bauza, pues en el elenco 'celeste' no son ajenos. Ellos, en gran parte, están acostumbrados a ganar al típico "guerreo". O sea, luchando, luchando, luchando, hasta encontrar el punto de quiebre y dar el golpe. No es un pelotón que sigue al pie de la letra una táctica.

"Uruguay tiene una identidad que es de respuesta y no de propuesta. Siempre ha sido así", expresa Nelson Etchegoyen, periodista radial de la cadena "Sport 890". Además, confiesa que este elenco debe aprovechar el momento de sus figuras. "Tener a los goleadores de Europa hace que sean determinantes y el equipo juegue en función de ellos", agrega.

Juventud vs. experiencia

Un punto a favor de la selección peruana es ese gigantesco paso hacia el recambio generacional. Ese que vino después de una campaña meritoria en la Copa América Centenario. Los Edison Flores, Andy Polo, Raúl Ruidíaz, Christian Cueva y Miguel Trauco ayudarán bastante en este duelo y en los posteriores.

Tendrán un partido de alto voltaje, sí, pero este permitirá que se vayan acoplando para otros juegos similares que vendrán en el futuro. Veamos la vereda del frente. Solo cuentan con tres jóvenes menores de 22 años que tienen actividad con Tabárez: Matías Vecino (25), Gastón Silva (23) y Diego Rolán (24). Por ahí aparecen Giorgian de Arrascaeta (22) y Diego Laxalt (24). Pero estos esperan su oportunidad en el banquillo.

Trabajemos con este grupo hasta el final. Que una victoria no los enaltezca y los vean como los próximos "fantásticos", ese apelativo que le hizo tanto daño en el pasado a la selección. Y que una derrota no los descienda hasta los infiernos.

LEE MÁS SOBRE...

Mbappé: Antoine Griezmann pidió mucho cuidado con los elogios ► — Deporte Total (@dt_elcomercio)