Producto de la pandemia, solo en Lima más de 2,3 millones de personas perdieron sus empleos. (GEC/Agencias)
Producto de la pandemia, solo en Lima más de 2,3 millones de personas perdieron sus empleos. (GEC/Agencias)
Instituto Peruano de Economía (IPE)

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

(Informe IPE - El Comercio)

Luego de la fuerte caída de la actividad económica en el Perú en el segundo trimestre, la producción nacional se ha venido recuperando a un ritmo mayor que el esperado. Sin embargo, aún dista mucho de sus niveles prepandemia. ¿Quiénes han sido los más golpeados y cuál es la velocidad de la mejora laboral?

MIRA: La agenda de los TLC: ¿Cuánto han avanzado las negociaciones para la firma de nuevos acuerdos?

El golpe de la cuarentena

Si bien en el primer trimestre del año el empleo tuvo una caída por el inicio de la cuarentena a mediados de marzo, la contracción se agudizó fuertemente en el segundo trimestre. Según cifras del INEI, el empleo total en el ámbito nacional cayó 39,6% en este período, lo que equivale a una pérdida de 6,7 millones de empleos respecto al mismo período del 2019.

De acuerdo con las características de los trabajadores, esta reducción fue mayor entre la población femenina (-45,3%), la población de 14 a 24 años (-43,7%) y entre aquellos con educación superior no universitaria (-46,3%). Según actividad económica, la construcción fue el sector más afectado (-67,9%). Por el contrario, se vio un incremento del empleo en la agricultura (22,6%).

Asimismo, según las estadísticas de la Planilla Electrónica del Ministerio del Trabajo (MTPE), el empleo formal privado se redujo en 10% frente al segundo trimestre del 2019. Además, al analizar este tipo de empleo por regiones, las dos más golpeadas fueron Loreto (-24,4%), en línea con la propagación del COVID-19 en esta región, y Cusco (-22,2%), ante la paralización de los servicios de viajes y turismo.

MIRA: Inversión pública cae 9,1% en el 2020 por COVID-19 e ineficiencias | INFORME

Por el contrario, la menor contracción del empleo privado formal fue en Lambayeque (-1,2%), lo que se vincula con el crecimiento de su actividad agropecuaria. Cabe destacar el fuerte incremento del trabajo remoto ante las medidas de inmovilización social obligatoria.

De acuerdo con el MTPE, el número de puestos de trabajo en alguna modalidad de teletrabajo –completo o mixto– se incrementó de un promedio de solo 1.840 en el 2019 a más de 169 mil en mayo del 2020, un incremento de más de 90 veces. En tanto, el trabajo presencial se redujo en un millón de personas en el mismo lapso: de un promedio de 3,6 millones en el 2019 a 2,6 millones en mayo del último año.

Panorama del empleo. (Infografía: El Comercio)
Panorama del empleo. (Infografía: El Comercio)

Recuperación lenta

Al tercer trimestre del año, la economía peruana mostró signos de recuperación. En octubre, el PBI apenas cayó en 3,8% y se espera que la economía alcance los niveles prepandemia en el primer trimestre del 2022. Sin embargo, a pesar de mejoras, el empleo continúa golpeado.

En este trimestre, la población ocupada en el ámbito nacional disminuyó en 17,1%, lo cual representa una mejora de 22,5 puntos porcentuales (pp.) respecto a la caída vista en el trimestre previo. No obstante, esta cifra equivale a una pérdida de casi tres millones de empleos respecto al mismo trimestre del 2019.

MIRA: Pleno del Congreso aprobó fijar topes a las tasas de interés: ¿Por qué es contraproducente?

Según características de los trabajadores, la mejora en empleo respecto al segundo trimestre fue mayor en la población de entre 25 y 44 años (+25,4 pp.), con al menos educación secundaria (+30,1 pp.) y en aquellos que laboran en empresas de menos de 10 trabajadores (+26,4 pp.).

Según actividad económica, el empleo se recuperó en mayor magnitud en construcción (+56,1 pp.), en línea con el crecimiento interanual del PBI del sector de 8,8% registrado en octubre.

No obstante, el empleo formal privado no se ha recuperado en igual magnitud que el empleo total. Según información de Planilla Electrónica, este alcanzó su punto más bajo en mayo, cuando cayó 21% respecto al 2019, con lo cual se perdieron cerca de 755 mil puestos formales privados. A setiembre, la caída del empleo aún es de 11,2% y todavía se registran alrededor de 419 mil empleos menos que en el mismo período del año pasado.

MIRA: La explosión del e-commerce este 2020: Qué sectores se mantienen y el enorme potencial en provincias que debes conocer

En cuanto al empleo formal privado según actividad económica, el único sector con un incremento de puestos de trabajo fue el agrario, en el cual se incrementó 15% durante setiembre respecto al mismo mes del 2019.

Sin embargo, manufactura y comercio –que representan casi un tercio del empleo formal privado– registraron caídas de 5% y 8%, respectivamente, con lo cual en ambos sectores aún se reporta una pérdida anual de 76 mil puestos de empleo formal.

Por último, según regiones, el empleo formal se encuentra en terreno positivo en Ica (5%), La Libertad (3%) y Piura (2%). Sin embargo, 17 de las 25 regiones –que concentran el 78% del empleo formal nacional– aún registran caídas mayores del 10%. Recuperar el empleo perdido en el 2021 dependerá de que se den las condiciones para promover inversión privada y contratar a nuevos trabajadores en sectores aún afectados.

TAGS RELACIONADOS