Luego de varios meses de permanecer cerradas por la pandemia, el Ejecutivo autorizó la reapertura de las iglesias en el país para el siguiente mes.  (Foto: GEC)
Luego de varios meses de permanecer cerradas por la pandemia, el Ejecutivo autorizó la reapertura de las iglesias en el país para el siguiente mes. (Foto: GEC)
Redacción EC

El Arzobispado de Lima que los templos y espacios de celebración de la Arquidiócesis de Lima serán reabiertos de manera progresiva la segunda quincena de noviembre, tras ser cerrados en marzo por la pandemia del coronavirus (COVID-19).

MIRA: estas son las claves del decreto que el Gobierno emitió anoche con las nuevas medidas por el COVID-19

“Durante estas semanas previas al 15 de noviembre, ya se han dado indicaciones a todos los párrocos y responsables de estos espacios, quienes los están preparando para su apertura responsable y segura, cumpliendo con todos los protocolos de cuidado y de bioseguridad necesarios”, indicó el Arzobispado de Lima en un .

Además, remarcó que las disposiciones establecidas por el Gobierno para la reapertura de las iglesias se aplicarán de acuerdo con las características de cada espacio, “lo que requiere tiempo y equipos de agentes pastorales bien entrenados”.

El Arzobispado de Lima reiteró que las personas vulnerables deben aún limitar su presencia en las iglesias.

Autorización

El pasado 22 de octubre, , a través de un decreto supremo de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), que las entidades religiosas reabran sus iglesias, templos y lugares de culto a partir del 2 de noviembre.

El Ejecutivo remarcó que no se debe permitir un aforo mayor al tercio de su capacidad total del local y que tendrán que cumplir con los protocolos emitidos por las autoridades en el marco del estado de emergencia nacional por la pandemia del coronavirus (COVID-19).

MIRA: Coronavirus en Perú: iglesias abrirán desde noviembre con un tercio de su capacidad

No obstante, determinó que están prohibidas las celebraciones de misas, cultos y similares de carácter regular. Solo están permitidas la celebración de ritos y prácticas religiosas excepcionales, como bautizos, matrimonios, confirmaciones, primeras comuniones, entre otros. En el caso de servicios funerarios, se permitirá los que no estén vinculados a un caso de COVID-19.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR