Redacción EC

El distrito arequipeño de amaneció tranquilo. En el primer día de estado de emergencia en todos los distritos de la provincia de Islay el número de agentes policiales se incrementó.

Tras  63 días de huelga indefinida contra el , por primera vez los policías salieron a las calles de este distrito del Valle de Tambo para patrullar a pie. Esta medida fue saludada por algunos pobladores y rechazada por otros.

A los 150 custodios que trataban de reestablecer el orden en Cocachacra se sumaron hoy 200 policías más, informó el corresponsal de El Comercio en Arequipa, Carlos Zanabria.

En la madrugada seis personas fueron detenidas cuando intentaban bloquear la vía de ingreso a Cocachacra. Los detenidos fueron trasladados en una tanqueta hacia Arequipa.

En tanto, las actividades comerciales regresan poco a poco a su normalidad. Los miniván que antes solo llegaban a un pueblo ubicado a tres kilómetros ahora ingresan hasta el centro del distrito.