El Dr. Manhattan, en una de las escenas cumbre de "Watchmen". Foto: HBO.
El Dr. Manhattan, en una de las escenas cumbre de "Watchmen". Foto: HBO.
Alfonso Rivadeneyra García

Mientras el mundo se rendía a David Benioff y D.B. Weiss con “”, otro autor había encontrado en el canal HBO la plataforma para narrar temas extremos, pero sin olvidarse del lado humano. Es Damon Lindelof, productor de “Lost”, creador de “The Leftovers” y ahora de “Watchmen”, adaptación a la TV del cómic más influyente de la historia.

Tras un , pero de escasos golpes narrativos, y un ; “Watchmen” dejó las bases para contar la historia que quería contar; pero sin abandonar sus raíces, a pesar de que el guionista de la obra original, Alan Moore, no tiene intenciones en darle crédito al trabajo de Lindelof y su equipo.

Todo autor televisivo que se respete utiliza la ficción para contar problemas del mundo real, un escapismo que te lleva al punto de partida. El primer “Watchmen”, así como esta serie que es su secuela, parten de estos problemas. En los años 80 los ojos del mundo estaban puestos en la posible aniquilación de la raza humana en una hecatombe nuclear; a lo cual el personaje de Adrian Veidt (interpretado en la serie por Jeremy Irons) comete genocidio para salvar a la mayoría.

Jean Smart es Laurie Blake, más conocida como Silk Spectre en el cómic. Foto: HBO.
Jean Smart es Laurie Blake, más conocida como Silk Spectre en el cómic. Foto: HBO.

En el 2019 hay otra guerra, aquella del ser humano común contra su vecino, sea por temas de orientación sexual, color de piel, origen étnico, religión o el acento con el que pronuncia sus palabras. Es el conflicto que lleva a mandatarios a y a otras personas a “” al prójimo.

Para contar esta historia de racismo y discriminación, “Watchmen” no se olvidó del pasado. Damon Lindelof tomó una tragedia de la vida real para construir esta historia, donde los arrastran las consecuencias del trauma y definen a toda una generación.

En el mundo de “Watchmen”, los héroes de antaño preferían enfocarse en luchas contra enemigos “atractivos”; mientras que problemas como el racismo eran olvidados. Solo que no eran olvidados, al menos no por las víctimas de esta segregación, como es el caso de Will Reeves (Louis Gossett Jr.); policía que se convierte en el primer “superhéroe” momentos después de haber sido víctima de un intento de asesinato solo por ser negro.

Hooded Justice, el héroe que desencadenó todos los sucesos de "Watchmen". Foto: HBO.
Hooded Justice, el héroe que desencadenó todos los sucesos de "Watchmen". Foto: HBO.

Si “Game of Thrones”, a la que todos mencionarán cuando se hable de era dorada de la televisión, hizo historia al mantener a millones de personas pegadas a la pantalla y comentando en redes al mismo tiempo, esto al mostrar un mundo sangriento como analogía a la sociedad actual; “Watchmen” es la evolución natural de esta televisión empática.

Una televisión donde no todo es sufrimiento, sino que sabe divertirse mientras te pone en la piel de sus personajes. Basta ver esta serie de superhéroes, en especial la segunda mitad de capítulos, para darse cuenta que toda esta forma de mostrar los conflictos sociales se ha hecho con mucho cuidado; esto a nivel de reconstrucción histórica, pero también de estructura narrativa. Como buena heredera de los cómics, “Watchmen” no te cuenta todo al inicio, sabe dorar la píldora y solo revela lo crucial cuando el clímax está próximo.

Cuando acabó “Game of Thrones”, los fans estaban dispuestos a llamar a cualquier serie una sucesora digna. La excelente “Chernobyl” lo fue un tiempo y, por el lado de Netflix, “The Witcher” podría ser lo más cercano a Westeros que tengamos este año, al menos hasta que HBO estrene la ya anunciada precuela, “House of the Dragon”. De momento tenemos algo distinto, pero digno, con “Watchmen”, algo que no teme torcer el material original no por falta de ideas; sino para contar una historia que necesita ser contada desde hace décadas. Porque nada nunca termina.

Dato

“Watchmen” llega a su final este domingo por la noche en HBO. Puedes verla a las 9:00 p.m. en Perú y México, 11:00 p.m. en Chile y Argentina.

Te puede interesar



TAGS RELACIONADOS