Escena de "Blow the Man Down”. (Foto: Amazon Prime)
Escena de "Blow the Man Down”. (Foto: Amazon Prime)

Hace poco comentamos “Chicas perdidas”, que ficcionalizaba el crimen real de unas prostitutas en Long Island, Nueva York. La protagonista era la madre de una de las víctimas, convirtiendo la pesquisa en un áspero drama femenino. “Derribad al hombre”, situada no muy lejos de allí, en Maine, comparte la misma perspectiva de mujeres rudas y combativas, con una historia de crimen y supervivencia en un supuesto mundo de hombres.

No obstante, “Derribad al hombre”, producción de Amazon Prime que marca el debut en la dirección de Bridget Savage Cole y Danielle Krudy, es muy diferente a la película que Liz Garbus hizo para Netflix. Ambas son miradas de mujeres sobre mundos de mujeres, y abordan el crimen y la impunidad. Pero hasta allí quedan las similitudes. Lo demás es casi opuesto en cuanto al tratamiento, la sensibilidad y la tradición fílmica que las inspira.

“Derribad al hombre” empieza con el fallecimiento de la madre de Priscilla (Sophie Lowe) y Mary Beth (Morgan Saylor), dos jovencitas que se encargan de la pescadería familiar y que, a partir de allí, deben arreglárselas solas. Pero los problemas empiezan cuando Mary Beth decide irse a tomar unos tragos al bar de East Cove, el puerto donde viven, luego de enterarse de las deudas que les dejó su progenitora.

La temeraria Mary Beth decide compartir mesa con un tipo que le ofrece bebida y cigarrillos, pero que luego tratará de aprovecharse de ella. Lo interesante es que, lejos de mostrar el lado débil y trágico de la mujer, acá los roles se invierten cuando la impetuosa muchacha se defiende del sujeto con un arpón que le introduce en la garganta. Todo esto sucede en el primer tercio del filme, y funciona casi como una introducción a la trama.

En efecto, la sustancia de “Derribad al hombre” no tiene que ver tanto con la lucha contra los hombres, sino con los contubernios y contiendas estratégicas que se establecen entre las múltiples mujeres que van apareciendo en escena. La más importante de todas es Enid Nora Devlin (Margo Martindale), antigua amiga de la madre de las protagonistas, y ahora la elegante y conspicua regente de la “casa de citas” del puerto.

Todo el filme derriba, una a una, nuestras ideas preconcebidas de lo que es un ‘thriller’, pero también de lo que son los personajes femeninos. No hay aquí ‘femme fatale’ ni víctimas desprotegidas. El de “Derribad al hombre” es un mundo donde el verdadero poder detrás de la ciudad lo tiene una especie de mafia de prostitutas, en la que se ha cambiado al “Padrino” por una “Madrina”, y a Marlon Brando por la subvalorada Margo Martindale.

“Derribad al hombre”, sin embargo, no es un drama siniestro y tenebrista como “El padrino”. Es más bien un extraño ‘thriller’ cuya sordidez está recubierta por un velo irónico, y en ese sentido vale la pena citar al cine de Joel y Ethan Coen. En este pueblito costero también encontramos policías corruptos e ingenuos. Y todo, hasta el pasado familiar de Priscilla y Mary Beth, está conectado con una red sucia y criminal.

La línea trazada por Savage y Crudy es la de un realismo desencantado y algo “desglamorizado”, y que puede ser tan absurdo y ridículo, como sangriento y desesperado. Si la comicidad del filme es kafkiana, se debe a que los personajes ignoran que su libertad es en realidad inexistente, y están condenados a repetir un ciclo donde la culpa y la condena pesan sobre sus cabezas –a menos que sean un policía tonto y sometido a las leyes de un burdel–. No todo funciona bien en este relato lleno de un fino sarcasmo que palpita fuerte entre toma y toma. Pero, en general, es un debut brillante que, además, regala el protagonismo de la experimentada Margo Martindale como una madama difícil de olvidar.

LA FICHA

Título original: “Blow The Man Down”.

Género: ‘thriller’, drama, comedia.

País: Estados Unidos, 2019.

Directoras: Bridget Savage Cole, Danielle Krudy.

Reparto: Margo Martindale, Sophie Lowe, Morgan Saylor, Annette O’Toole.