Más de 40 mil habitantes de Bérgamo poblaron las tribunas del San Siro, de Milán, aquel día de febrero. (Foto: EFE)
Más de 40 mil habitantes de Bérgamo poblaron las tribunas del San Siro, de Milán, aquel día de febrero. (Foto: EFE)
Redacción EC

Era el partido más importante en la historia del club Atalanta y un tercio de los residentes de Bérgamo hizo un corto viaje a para congregarse en el estadio San Siro.

También hubo casi 2.500 hinchas del Valencia que asistieron al choque de aquel miércoles 19 de febrero por los octavos de final de la Liga de Campeones (UEFA Champions League).

Más de un mes después, los expertos creen que aquel duelo es una de las principales razones de que Bérgamo haya sido uno de los epicentros de la pandemia del COVID-19 y que el 35% de los jugadores del Valencia también se contagiaran.

El partido se disputó dos días antes de que se confirmase el primer caso de un contagio local del nuevo coronavirus en Italia.

Era mediados de febrero y nadie sabía lo que estaba pasando”, dijo el alcalde de Bérgamo, Giorgio Gori, esta semana durante un diálogo con la prensa extranjera.

Si es cierto lo que están diciendo de que el virus ya circulaba en Europa desde fines de enero, es probable que los 40.000 habitantes de Bérgamo que estuvieron en las tribunas del San Siro se hayan pasado el virus entre ellos. Del mismo modo que es posible que mucha gente esa noche se haya reunido en sus casas y en bares para ver el partido, está claro que fue un momento de fuerte difusión del virus”, agregó Gori.

Lamentablemente, no podíamos saber lo que pasaba. Nadie sabía que el virus ya estaba aquí”, agregó el alcalde. “Fue inevitable”.

El encuentro fue el partido de fútbol más grande en la historia de Atalanta y un tercio de la población de Bérgamo hizo el corto viaje al famoso estadio San Siro de Milán para presenciarlo. Cerca de 2.500 fanáticos del club español visitante Valencia también viajaron al partido. (Foto: AP)
El encuentro fue el partido de fútbol más grande en la historia de Atalanta y un tercio de la población de Bérgamo hizo el corto viaje al famoso estadio San Siro de Milán para presenciarlo. Cerca de 2.500 fanáticos del club español visitante Valencia también viajaron al partido. (Foto: AP)

Menos de una semana después del cotejo se reportaron los primeros casos en la provincia de Bérgamo. ¿Fue el Atalanta-Valencia el desencadenante de todo?

Grave impacto

Responsables sanitarios y autoridades locales no van hasta ese extremo, pero no dudan de que aquel partido contribuyó a la gravedad de la situación actual.

Walter Ricciardi, representante de la OMS en Italia, cree que fue un “acelerador de la propagación del virus”.

Un tercio de la población de Bérgamo se concentró en un estadio e hizo una fiesta”, declaró. “No es por azar que Bérgamo sea la zona más afectada y no es por azar si los valencianos que pasaron de Italia a España actuaron como transmisores en su país”.

La semana pasada, ya varios especialistas habían admitido su impacto. “Este partido pudo ciertamente tener un papel de vehículo de contagio”, declaró Massimo Galli, jefe del servicio de enfermedades infecciosas en el hospital Sacco de Milán.

Desgraciadamente, fue una bomba biológica”, apunta Fabiano di Marco, responsable del Departamento de Neumología del hospital Juan XXIII de Bérgamo.

Francesco Le Foche, inmunólogo en el hospital Umberto I de Roma, lo ha calificado de “partido cero”.

Retrospectivamente, fue una locura disputar ese partido con público, pero las cosas no estaban entonces muy claras”, declaró.

______________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

VIDEO RECOMENDADO

El príncipe Carlos de Inglaterra tiene el coronavirus. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR