Néstor Quintero, humorista de trayectoria internacional e exintegrante de "Risas y salsa". Fotos: facebook/nestorquintero
Néstor Quintero, humorista de trayectoria internacional e exintegrante de "Risas y salsa". Fotos: facebook/nestorquintero
Redacción TV+

La comicidad peruana está de luto. Néstor Quintero, uno de los humoristas peruanos más recordados del siglo XX, perdió la vida a los 82 años. Falleció este sábado a las 6:45 a.m. Deja siete hijos, 16 nietos y 3 bisnietos.

La noticia fue anunciada inicialmente por uno de sus amigos, el imitador Carlos Álvarez, por medio de su página en la red social Facebook. “Descansa en paz, maestro Néstor Quintero. Gracias por tu amistad. Este recuerdo con Hugo Salazar, y Javier Santagadea, festejando tu último cumpleaños, en casa de tu hija. El humor está de duelo”, indicó. La celebración de cumpleaños fue en julio último.

Un año más de vida. Muy agradecido por sus saludos.

Publicado por Néstor Quintero en Martes, 21 de julio de 2020

Néstor Quintero, apodado “El showman de América”, fue uno de los humoristas peruanos más reconocidos internacionalmente; llegando a viajar a países como Estados Unidos, Canadá, Australia y Japón. De igual modo, editó la revista de chistes “Cuentazo”. También tuvo un programa en canal 11, “Juntos al mediodía”.

En palabras de uno de sus hijos, también llamado Néstor Quintero, su padre fue uno de los primeros humoristas que se internacionalizaron. “Viajó por todo el mundo”, contó en comunicación telefónica a El Comercio. “El único consejo que mi papá siempre nos dio es que seamos unidos, como siempre respetuosos, cuidando la imagen. Porque cuando mi papá era más conocido, nosotros siempre evitábamos problemas, evitábamos decir ‘soy hijo de Néstor Quintero’.”, contó.

Juan Salas Incháustegui, representante de artistas, amigo y vecino del humorista, lo recuerda como una persona muy querida en su barrio de Breña. “Era alguien muy colaborador, muy humano”, resaltó.

Néstor Quintero tuvo un derrame cerebral el domingo 9 de agosto a las 4:00 p.m., tras lo cual fue trasladado al hospital Edgardo Rebagliati de Jesús María; donde, afortunadamente, pudo conseguir una cama. Si bien parecía estarse recuperando, ya podía mover los brazos; pero el sábado ya no resistió.

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS