Si luego de una sesión de acostumbras terminar con las piernas adoloridas y los gemelos endurecidos, es muy probable que estés fallando en alguno de los factores que complementan un buen entrenamiento, como es el caso de realizar un calentamiento previo, una alimentación e adecuada, estirar al concluir el ejercicio, entre otros factores.

Para evitar que esto te suceda, hoy te traemos una galería con los consejos de algunos expertos.

Ya sabes, quedan pocos días para culminar el "Entel Challenge Rompe tus límites", la inscripción es gratuita. Solo accede aquí .